El equilibrio es una función compleja de nuestro organismo, que se puede definir como la facultad de no caer y de conocer nuestra posición en el espacio.

El equilibrio depende de la información e integración multisensorial (visual, vestibular y propioceptiva) y de las respuestas posturales, automáticas generadas por cerebelo, médula espinal, nervios periférucos y otras áreas del sistema nervioso central, como los lóbulos frontales y los ganglios basales.

La vista nos informa de los movimientos de los objetos y de su situación relativa en el espacio. La sensibilidad propioceptiva, del estado de articulaciones y músculos, y la exterioceptiva (táctil) de la relación con el entorno. El sistema vestibular es el órgano específico del equilibrio; nos informa de nuestra situación y orientación en los distintos planos del espacio por medio de la detección, registro y análisis de las aceleraciones a que estamos sometidos.

Toda esta información es detectada, comparada y reajustada por los mecanismos de adaptación central en el tronco del encéfalo, los ganglios basales, el cerebelo y el córtex, produciéndose programas de coordinación motora que serán ejecutados por el sistema musculoesquelético.

En los mareos o trastornos del equilibrio se distinguen cuatro tipos de sensaciones: el mareo en sentido estricto, que es una sensación desagradable de debilidad, de tener la cabeza vacía o de estar flotando en el aire, de inseguridad en decúbito o al caminar, pero sin sensación de desplazamiento.

El vértigo es una ilusión de movimiento de rotación, traslación o inclinación del propio sujeto o de su entorno.

El desequilibrio es una sensación de inestabilidad estando de pie o caminando, pero no sentado ni acostado.

El vértigo postraumático, de especial relevancia por su frecuencia, puede presentarse como cualquiera de las formas clínicas antes descritas.

Los mareos se suelen agrupar en fisiológicos y patológicos. Los primeros se producen en personas normales por estímulos sensoriales externos inusuales a los que el organismo no se ha adaptado. Los segundos sobrevienen por una enfermedad.

Equilibrio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: