El mal de Alzheimer es una enfermedad degenerativa que empieza por el olvido de unas cuantas cosas y termina en la desaparición de lo que es una persona. Ya mucho se ha hablado de sus síntomas y probables causas, sin embargo en un futuro cercano no hay muchas esperanzas de una cura por lo que nos adentramos en lo que se ha denominado epidemia de Alzheimer. Empezamos encontrándonos con una preocupante paradoja, las vacunas y las nuevas medicinas han aumentado sustancialmente la expectativa de vida, aumentando con ello la cantidad de adultos mayores propensos a padecer la ya nombrada enfermedad. En pocas palabras la pirámide de la población está desbalanceada y hay un envejecimiento de la población, si tenemos en cuenta las estadísticas y factores de riesgo entre más adultos mayores mayor será el número de enfermos, tan solo en 2015 hubo 35,26 millones de personas victimas de este mal. Un equipo de bioestadistas de la Universidad de California en Los Angeles con base en las mediciones de los últimos años y la proyección de hábitos que influyen en el desarrollo del Alzheimer predijeron que en 2050 habrá 106,23 millones de enfermos y proyecta que en treinta y cinco años 1 de cada 85 humanos sufrirá de esta enfermedad. Estos datos resultan altamente alarmantes si tenemos en cuenta que en un futuro cercano no hay esperanzas de una solución y que además de numerosas muertes nos enfrentamos a una crisis en el sistema de salud, debido a esto es fundamental aumentar las investigaciones y cuidar nuestros hábitos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: