La envidia

La envidia no es una emocion positiva, para la persona que la siente. Pero hay determinadas ocasiones en las que una persona siente envidia del éxito de otro y quiere tenerlo sin sentimientos negativos, es lo que se considera envidia sana. 

La envidia es entendida como uno de los muchos sentimientos negativos que tienen los seres humanos. La forma de sentir envidia es diferente de unas personas a otras, hay personas que ven a los envidian en un nivel demasiado superior a él y por todos los medios trata  de conseguir rebajarlo hasta el nivel que él considera que es el que realmente le corresponde, no dudando incluso en humillarlo siempre que pueda hacerlo. Mientras que al contrario de este aspecto, hay personas que sienten la envidan de manera menos negativa y dañina. 

Tener malos sentimientos por el éxito de los demás no es sano

En la actualidad es un mal muy extendido y demasiadas personas no aguantan el éxito de los demás, y si a alguien de su entorno le va bien ellos terminan por sentirse fracasados e inútiles. 

Es la manera más común de demostrar la envidia, pues sentirse enfermo por el éxito de los demás solo demuestra que se siente derrotado sin caer en la cuenta del enorme daño que se está haciendo a él mismo. 

El único dañado es el envidioso

Quienes sienten envidia por aquellos a los que las cosas les salen bien, solo son capaces de generar energía negativa y esta termina repercutiendo en ellos mismos. Cada vez que tengan un mal pensamiento, un mal deseo o lancen una maldición solo conseguirán el efecto contrario y es que la persona envidiada tenga cada vez más éxito.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Todas las personas tienen marcados diferentes destinos y, las cosas llegarán a su justo tiempo, ya sean buenas o malas. Porque a una persona le vaya bien no quiere decir que a todos les tenga que ir igual, es el destino el encargado de dar a la persona lo que se merece  y en el momento en el que lo merece. 

Es importante tener en cuenta, que la desesperación no lleva a nada, pues el momento no va a llegar antes ni se va a aplazar por mostrarse desesperados. 

Los seres humanos tienen derecho a tener momentos de alegría y el éxito que obtengan los demás, no tiene porque perjudicar a nadie. La envidia es solo egoísmo que impide que las personas que la sienten progresen a nivel social y emocional. 

La parte positiva la envidia sana

La envidia sana no puede ser considerada como envidia, sino que no se tienen deseos de que al otro le vaya mal, sino pretender que a uno mismo le vaya igual o mejor que al que está teniendo éxito. No se la puede considerar como algo derivado de la envidia, sino como otra manera de interpretar los deseos. 

 

 

 


 

Envidioso

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: