Sobre el envejecimiento

El envejecimiento es algo natural que no podemos evitar pero que cada día nos obsesiona más. La rapidez en que nuestro cuerpo envejece se da por una serie de reacciones químicas dentro y fuera de nuestro organismo. La Medicina Fisiológica nos ayuda a retrasar este envejecimiento y nos aporta soluciones para conseguir rehuir de una manera sistemática esta falta de juventud.

No se conocen exactamente las causas, pero se postula que las razones podrían ser diversas. A nivel biológico la acción de los radicales libres, el descenso de la actividad en cuanto a división celular o la ausencia de la enzima Telomerasa, que según estudios recientes se ha descubierto que ayuda a las células a dividirse. Los hábitos del ser humano, por consiguiente, a nivel físico también se han observado que influyen de manera gradual. Si la mejor edad para cuidarse, según los expertos, es de los 35 a los 40 no cabe duda de que debemos evitar el consumo de sustancias nocivas, potenciar el ejercicio físico y una serie de factores para someter a nuestro cuerpo a una mejor vida.

Los programas anti-agging intentan prevenir el envejecimiento precoz, así como la búsqueda de una edad real del cuerpo frente a la edad original del paciente. Conociendo nuestras carencias y nuestros riesgos podremos valorar qué mejor estilo de vida nos corresponde. Se deben potenciar características tales como la flexibilidad, la elasticidad, la firmeza. El equilibrio y la coordinación también son factores que merman con la edad, por lo que también se contribuyen a reforzar.

A través de una serie de pruebas tecnológicas también es posible determinar la juventud de nuestro cuerpo: la frecuencia cardíaca, las emociones, el exceso de grasa son valorados detenidamente gracias a análisis científicos para determinar una edad funcional y reconducir al paciente hacia un saludable ejercicio con seguridad y confianza.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: