HIIT Alta intensidad

Entrenamiento de alta intensidad por intervalos

En la sociedad actual el entrenamiento de alta intensidad se ha puesto de moda. Si echamos la vista atrás unas décadas, no nos movía tanto el interés por la salud física, la gente no salía a correr como lo hace ahora, y el número de gimnasios era mucho menor que actualmente. Pero como todo evoluciona, el mundo del fitness en no podía ser menos y de un tiempo a esta parte la revolución ha llegado al mundo del entrenamiento. Me refiero a lo que se conoce como HIIT, en inglés, High Intensity Interval Training, o entrenamiento de alta intensidad por intervalos. Si hasta hace un tiempo el trabajo de fondo en cuanto al aspecto aeróbico se refiere era lo aconsable para la pérdida de calorías, con el HIIT (ENTRENAMIENTO DE ALTA INTENSIDAD, A INTERVALOS) se ha comprobado que los resultados son todavía mejores. Incluso hay posiciones que manifiestan que después del entrenamiento el organismo sigue gastando calorías en ese intento homeostatico de conseguir el equilibrio. Este es un método que le puede funcionar a muchas personas que no consiguen los resultados deseados con el entrenamiento convencional. Con el HIIT no es necesario ni conveniente trabajar a diario, pero el día que se realiza debe ser con la mayor intensidad que el cuerpo nos permita, por ello la sesión no suele ser demasiado larga. Su creador fue el atleta sueco G. Holmes, quien a principios del siglo XX popularizó el entrenamiento por intervalos.Lo que viene a demostrar es que se pueden conseguir los mismos resultados o incluso mejores empleando una cantidad de tiempo muy inferior, lo cual no deja de ser una ventaja hoy en día que estamos inmersos en multitud de quehaceres y que al final el tiempo disponible para el ocio o el ejercicio es escaso.

Entrenamiento de alta intensidad. Un quemagrasa efectivo

Muchas personas no terminan de encontrar el camino correcto a la hora de perder peso. Aunque algunas disciplinas son generalmente positivas en dicha pérdida, como suele ser andar, lo cierto es que los resultados suelen tardar bastante tiempo, y esto terminan por desesperanzar al practicante, que termina abandonando finalmente.

Una prueba irrefutable de que es un método efectivo lo encontramos en el atleta checo Emil Zatopek, conocido como “la locomotora humana”, quien realizaba entrenamientos por intervalos de 200 y 400 metros. Los resultados todavía no han sido igualados. Fue campeón olímpico de los 5000, 10000, y del maratón, en los mismos juegos.

Su contundencia en la elevación de las pulsaciones provoca un desgaste fisiológico importante, generando una ecuación cuyo resultado final es la pérdida de grasa y por extensión del peso, al ser un trabajo cardiovascular de amplio espectro.

Ha habido diversas variaciones del HIIT, del entrenamiento de alta intensidad, como puede ser el “método Tabata”, creado por el japonés Izumi Tabata, donde se realizaban series de 200 metros, con breves descansos. Se trata en definitiva de poner el cuerpo al límite con un brevísimo intervalo para volver a realizar ese trabajo intenso. Por ello no es algo que pueda realizarse a diario. Normalmente con tres días a la semana suele ser suficiente, aunque lógicamente dependerá de si el plan es de mero aficionado o de profesional. Son ya circunstancias concretas que indicaran una pauta u otra. Lo que no cabe duda es que los beneficios del entrenamiento de alta intensidad a nivel pulmonar y de capacidad de oxigenación son grandes, aunque para llegar a ese punto de trabajo es necesario tener una base física óptima que culmine con este método, ya que otra situación de mínima forma física, sería contraproducente. 

Emil Zatopek

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: