Para entender y comprender la revaluación y la devaluación en un país, empecemos primero por decir que son dos fenómenos económicos en donde la moneda local es valorada con una moneda fuerte, el dólar generalmente en la mayoría de nuestros países.

Ahora bien, la revaluación se da cuando damos menos de nuestra moneda local por la moneda fuerte de referencia y la devaluación lo contrario, ambos fenómenos son manejados en las llamadas políticas económicas, por medio de un banco central encargado de buscar su equilibrio de acuerdo a la dinámica que se presenta, generalmente por el comportamiento de traer bienes y servicios del exterior, hecho conocido como importación, con lo enviado, reseñado como exportación.

Debemos entender entonces en primera instancia, que si el país exporta más de lo que importa, buscará devaluar su moneda, para abaratar las transacciones con sus clientes internacionales y a su vez beneficiar a los exportadores que recibirán mayor cantidad de la moneda local, por el contrario si la situación es importar más de lo que se exporta, buscará entonces revaluar su moneda, para igualmente abaratar las transacciones, dar menos de la moneda local.

Supongo que la mayoría estará pensando, ¿qué pasa en las relaciones de los exportadores e importadores con el gobierno de los países, para el manejo de los fenómenos citados?, una primera respuesta puede ser que primará el peso que tengan en el desarrollo económico y su contribución con el financiamiento del aparato estatal.

También es muy posible que estén pensando en la doble condición de importadores y exportadores, ¿cómo serán las relaciones con el gobierno?, otra primera respuesta puede ser que pese más la condición de exportadores y por lo tanto se avale la devaluación, ello por que a simple lógica lo importado debe tener un trabajo agregado que exportado genere un buen margen.

¿Cómo comprender el manejo de éstos dos fenómenos?, en toda decisión siempre hay beneficiados y perjudicados, que tan grandes o pequeños son los grupos, es lo primordial a identificar, me atrevo a opinar que para nuestros países cada vez más invadidos por las multinacionales, la presión debe ser hacia la revaluación, menos de la moneda local por más de la moneda fuerte, de sentido común es que éstas girarán a sus sedes centrales las ganancias en la moneda fuerte y no en la moneda local.

Una de las posibles soluciones al conflicto del manejo de la revaluación y la devaluación es la moneda única para un amplio numero de países, en cierta igualdad de condiciones de desarrollo económico, como la unión Europea con el euro, o dolarizar la economía como la tiene Ecuador.

¿Pueden los bloques regionales solucionar sus conflictos con una moneda única?, en el caso de Suramérica, los sesgos son muy amplios entre tres países con los demás, chile por citar tan sólo uno, nos lleva kilómetros de ventaja en desarrollo económico, igualmente las falencias estructurales de medios sostenibles de transportes apropiados, que permitan el intercambio de bienes y servicios, como en Europa donde se cuenta con las vías férreas, impide la integración.

Por otro lado Suramérica en gran medida, por mirar nuestro patio, es más exportadora de materias primas, con bajos valores que los bienes transformados que debe importar, con una deuda pública con el exterior demasiada alta, hechos que la llevan a la revaluación.

Otro hecho que puede corroborar lo esbozado en países como Colombia, es la firma de múltiples tratados comerciales con economías más fuertes, de mayor desarrollo tecnológico, que nos puede colocar aún más en la posición de importadores.

¿Para terminar es caprichoso el manejo de la revaluación y la devaluación?, digamos solamente que la armonización de políticas económicas, exigen el sacrificio siempre de las clases más desprotegidas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: