En los últimos años hemos visto como se han acelerado muchos cambios en todo orden. Y, en el aspecto económico, ¿hacia donde vamos? Nuestros hijos están creciendo en un ambiente cada vez más diferente al nuestro. A pesar de que tratamos de adaptarnos y nos preocupamos de que ellos desarrollen actividades sanas y productivas, en ocasiones estamos pendientes de muchas cosas y descuidamos algo que es vital.

¿Se ha preguntado cómo nuestros hijos enfrentarán el futuro económico en sus vidas?

¿Vivirán endeudados y a la deriva sin saber administrar sus finanzas?

Los niños creen que el cajero automático o banco es el que provee el dinero para todo, así de fácil. O que papá y mamá siempre tienen todo lo necesario, o lo que es peor, que es su Obligación darles gusto en todo lo que les provoque.

Pero, déjeme decirle que es posible, y prácticamente un deber como padres, enseñarles a nuestros hijos, desde temprana edad, sobre el aspecto económico.

Instruye al niño en el camino correcto,

y aún en su vejez no lo abandonará.

Proverbios 22:6

Estamos inmersos en las “cosas de adultos” y nos olvidamos de formar unas bases sólidas en nuestros hijos o solo pensamos en algunas. Ahora sólo voy a dirigirme a unos consejos básicos para practicarlos con nuestros hijos. Tenga presente que no podemos enseñar a nuestros niños lo que no estamos viviendo, debemos ser ejemplo. Se enseña con hechos no con palabras.

Estas son algunas recomendaciones para inculcar en nuestros hijos, obviamente hay muchas otras que se pueden tratar.

1. GASTAR:

Nuestro deber es enseñarles a gastar adecuada y sabiamente. Enseñarles que la publicidad solo busca vender cualquier cosa y hacernos creer que “necesitamos” algo. Por tanto, debemos dar ejemplo, que vean que no somos esclavos de lo que nos ofrecen.

Aquí hay dos aspectos importantes. Por una parte enseñarles que gastamos en lo que es prioritario y necesario y, por otra, que “nunca” debemos gastar más de lo que ganamos. Lo ideal es gastar máximo el 90% de lo que ganamos.

Necesitamos enseñar a nuestros hijos, la responsabilidad de nuestras decisiones financieras. Saber decir basta, no más gastos innecesarios. Enseñarles que las deudas no son convenientes, que es importante planificar nuestros gastos para no estar sufriendo por deudas incontrolables.

Nuestros niños están abocados en una sociedad de consumo que los tienta cada día. Enséñeles que si compramos en exceso en esas cosas innecesarias vamos de dejar de comprar lo necesario y vital, y toda la familia, incluso ellos, se verán perjudicados de una manera u otra.

Está bien un gusto pero no excedernos en consentirles todo antojo y ceder ante cualquier pataleta.

Como ejercicio puede enseñarles a manejar su “mesada”, el dinero que entrega a sus hijos para el descanso de colegio, para la tienda o de acuerdo a su edad para otros gastos.

2. AHORRAR:

El Ahorro es vital en la vida. Muchas personas viven lamentándose de sus finanzas pasadas y acorralados con las deudas del presente, lo que les roba la oportunidad de planificar su futuro. Así que podemos enseñarles a guardar una parte de lo que reciben para ahorrar en su alcancía o lugar especial.

Empezar desde temprana edad el valor del ahorro, es importante para que no lleguen a padecer problemas como los que hemos afrontado en nuestra vida. El producto del ahorro puede ser utilizado para crear más riqueza, que es lo mejor, para llevar a cabo algunos planes o sueños; pero también nos puede ayudar en alguna emergencia o calamidad.

Como ejercicio puede motivar a sus hijos con darles un incentivo como el 50% ó 100% de lo que ahorren en un periodo de tiempo, es decir, aportarles la mitad o la misma cantidad de lo que ellos ahorran.

3. INVERTIR:

Es recomendable explicarles a nuestros hijos que el dinero que recibe la familia no es sólo para “gastarlo” sino que también es necesario hacer producir ese dinero, es decir, multiplicarlo.

Primero enseñarles que mediante el trabajo se consigue el dinero. Por tanto, propiciar el Amor al trabajo. El trabajo es una bendición (así debería ser considerado), y no una carga. Si nuestros hijos aman el trabajo, entenderán que se trata de invertir sus fuerzas en algo que traerá de vuelta una recompensa.

El siguiente paso, un poco más difícil, es enseñarles que luego de ganar el dinero, fruto de su trabajo, hay que pensar como invertir una parte, para aumentar esa ganancia.

Hay pequeños ejercicios como que hagan o compren algunas golosinas y las vendan a su familia o vecinos. O también pueden hacer pequeños trabajos en casa, diferentes a los “oficios normales” que deben hacer en el hogar para ganar algo de dinero.

4. COMPARTIR:

Hay un principio hermoso en el Dar, especialmente cuando damos de lo que no tenemos o de lo que queremos. Necesitamos enseñarles a nuestros hijos la importancia de compartir con los demás, especialmente los más necesitados.

Cultivar este sentimiento es básico en el carácter que se está formando, enseñarles que pueden compartir de lo que tienen, que el dinero puede ayudar en muchas obras benéficas. Y que ellos contribuyen con sus objetos personales y así pueden cubrir una necesidad de alguien semejante a ellos.

Esto además les hace ver lo afortunados que son, lo bendecidos, aprenderán a valorar y conocerán las bondades de agradecer a Dios por todo.

Como ejercicio ponerlos a ellos mismos a tomar los juguetes y ropa que ya no usan, pero que esté en buen estado, e ir juntos a una iglesia o casa pobre para darle felicidad a otro niño. Que lleven mercados o dinero a las campañas que hacen los colegios para ayudas o ante situaciones de desastre en otros lugares.

Tenga siempre presente, que estas enseñanzas son poderosas en la mano, la mente y el corazón de nuestros hijos. Pero recuerde que no podemos enseñarles a ellos, lo que nosotros mismos no estamos practicando.

“Las manos ociosas conducen a la pobreza;

las manos hábiles atraen riquezas”.

Proverbios 10:4

 

Si desea conocer otros de mis artículos, por favor mira estos:

El Poder de las Palabras, las Imágenes y Metas

La gratitud con amor nos conduce a Dios

Babilonia nos enseña a Ahorrar el dinero

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: