Las ensaladas incorporadas en la dieta diaria, son una bunea opción para mantener el peso y continuar con una buena alimentación.

Las ensaladas frescas son la opción por excelencia para el consumo de variedad de verduras y alimentos ligeros. Pero no tiene por qué ser siempre la clásica combinación de tomate y lechuga, sino que puede aplicar un poco de imaginación para incluir alimentos como quesos, jamones, aceitunas u hongos. Tómese el tiempo para incorporar por ejemplo quesos cortados en cubos o en la forma que prefiera. Dependiendo de la presentación del plata, puede resultar una opción saludable para sus niños que muchas veces no consumen verduras.

A la hora de pensar una ensalada al único límite que puede ponerse es el buen gusto y la comida sana, tampoco es recomendable abusar de la mayonesa y demás aderezos que poco bien hacen a la salud.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta para una deliciosa ensalada es la inclusión de una verdura verde cruda, para darle un toque refrescante. Entre las más buscadas son el berro, la lechuga y la rúcula. Recuerdo lavarla bien antes de proceder a cortarlas.

Se recomienda cortar las hojas a mano, para mantener intactas las propiedades nutritivas. Y para que no sea una mezcla marchita a la hora de llegar a la mesa siempre debe sazonarla segundos antes de servirla. Para condimentarla, utilice productos nobles como aceite de oliva o girasol, al igual que vinagre de manzanas.

Un buen plato de ensaladas coloridas le darán saciedad y pocas calorías. Intentelo que vale la pena.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: