En la obra Enrique IV, William Shakespeare nos presenta uno de sus dramas historicos, en los que los tiempos mas agitados de la historia de Inglaterra. La historia de las guerras para alcanzar el poder en las que llamadas guerras de las dos rosas en las que la casa Lancaster y la casa de York. Uno de los principales contendientes fue ENRIQUE IV.

Perteneciente a la casa de Lancaster, este rey tuvo un gobierno muy agitado y con varios frentes abiertos que hicieron de su reinado una época convulsa.

Ha pasado un año desde que alcanzo el trono y Enrique IV planea cumplir su promesa e ir a las Cruzadas, pero las luchas locales no le permiten dejar el reino.

Su envidia de Northumberland que tiene un hijo que es ejemplo de buen caballero, no como el suyo, el futuro Enrique V, conocido como el príncipe Hal propio que es un libertino. El príncipe tiene un amigo borrachín y ladrón llamado Falstaff, que se corre hermosas juergas junto a él. Son conocidos en todo el reino, y sus correrias son un pesar para su padre.

Mientras ellos se divierten los nobles a cuya cabeza están Northumberland y su hijo Percy, conspiran contra el rey. El príncipe promete a su padre que dejará la vida licenciosa y éste lo lleva consigo a combatir contra los sublevados. Hal incluye a Falstaff en su ejército como capitán de infantería, pero el valor no es el principal atributo de Falstaff.

El príncipe Hal mata a Percy, y Falstaff, que se ha hecho el muerto mientras, se atribuye la hazaña, con lo que provoca la risa y el rechazo de todos.

La parte humorística de la obra corre a cuenta del personaje de Falstaff. Esta obra forma parte de la trilogía dedicada a la historia de Inglaterra.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: