fotografia

La descubríó un joven que ayudaba a los obreros de una finca en Elche (Alicante) mientras realizaban ciertos trabajos agrícolas. Es un busto Íbero tallado en piedra caliza que data del siglo IV o V a C. y tiene un hueco en la espalda que seguramente servía para guardar joyas o reliquias. Esta pieza única se puede ver en el Museo Arqueológico Nacional de España en Madrid después que fue recuperada de un antiguo propietario que la tenía en Francia.

fotografia

En el lugar donde fue encontrada este busto hubo un asentamiento Íbero, muy cerca de Elche que más tarde ocuparon los romanos y lo llamaron Colonia Lulia llici Augusta. La figura representa una mujer que viste una túnica y una mantilla sujeta con una peineta. Lleva también unas ruedas que cubren las orejas sujetas con una tira de cuero ceñida enla frente. En la actualidad, el lugar donde fue encontrada es un yacimiento arqueológico donde se han descubierto numerosas piezas de incalculable valor tanto íberos como romanos que dan testimonio de las civilizaciones que pasaron por este lugar.

fotografia

fotografia

Sobre este busto de la Dama de Elche ha habido muchas especulaciones y se ha insinuado que no era auténtica y que era un fraude moderno. El profesor  John F. Mofrittt en la University of Florida Press escribió sobre el tema manifestando sus dudas sobre la autenticidad y también escribió un libro tratando a este busto de fraude.

fotografia

No obstante, se realizó un análisis de su policromía por el equipo del SCIC en España y se certificó la antigüedad del pigmento así como el proceso de recristalización del mortero de yeso que se preparó para darle color y se avaló su antigüedad.  El joven que ayudaba a los obreros y se dedicaba a servirles agua, jugueteando con un pico dió con algo que en un principio pensó que era una piedra, pero al levantarlo por una esquina apareció el busto entero. Los obreros en un principio no le dieron ningún valor y le dijeron que lo dejara abandonado en un montón de piedras.

fotografia

Mas tarde, el dueño de la finca vendió el busto por 4.000 francos de la época que hoy serían unos 30 euros al hispanísta francés Pierre París que se encontraba en España analizando zonas arqueológicas. esta pieza permaneció en Francia hasta 1941, que fue cambiada por una obra del Greco. Los ilicitanos reclaman que la Dama de Elche regrese a su ciudad pero de momento no hay ninguna noticia ni proyecto que les de la razón.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: