Dormir es una de las cosas más saludables para el buen funcionamiento del cerebro. Durante el sueño todos los músculos del cuerpo se relajan y el  cerebro aprovecha para reparar las neuronas dañadas y procesar las informaciones recibidas durante el día y poner en orden la memoria. Según los médicos, el sueño normal de una persona se desarrolla en 5 etapas durante el transcurso de la noche.  En la primera se tiene un sueño muy ligero, del que es fácil despertar si hay ruidos  o grito en el entorno. El cuerpo empieza a relajarse y algunos músculos pueden contraerse involuntariamente, produciendo las conocidas patadas involuntarias a la pareja que duerme al lado.    

 

 

fotografia

Después, en las  etapas 2,3 y 4, se van produciendo ondas delta en el cerebro y es un sueño profundo (sin soñar) y en este momento es cuando se pueden dar casos de sonambulismo. Durante la etapa 5 o etapa REM, se produce un movimiento de los ojos y en ese tiempo es cuando se producen los sueños. Los sueños los produce la actividad sin control del cerebro que aprovecha las horas de sueño para procesar la información aprendida durante el día, es por ello que se suele soñar con cosas que nos preocupan o inquietan. Tras el descanso de una horas de sueño reparador , no es extraño despertarse  y encontrar una solución a un problema que nos inquieta o que no supimos resolver el día anterior.   

fotografia

Cuando tras una etapa de sueño nos encontramos con una información sobre algo desconocido y que podría pasar, pensamos entonces en que se ha tenido un sueño "premonitorio". No obstante, la mayoría de sueños de los llamados "premonitorios" no se pueden llamar así hasta después de cumplida la predicción. Algunas personas que tienen una mayor sensibilidad y mayor conección con el mundo espiritual paseen mayor capacidad de experimentar estos que se les podría llamar fenómenos, equiparados con la percepción extrasensorial.   

fotografia

A lo largo de la historia se han conocido personas capaces de predecir el futuro gracias a sus sueños premonitorios, no obstante como los sueños se producen con símbolos o situaciones contradictorias, no siempre las predicciones se han hecho realidad. Los egipcios creían que todos los sueños predecían el futuro y adelantaban noticias de riqueza o desgracia. La Biblia también está llena de sueños premonitorios. Abraham Lincon antes de morir asesinado manifestó haber tenido un sueño en el cual entraba en la Casa Blanca y viendo allí un ataúd pregunto porque estaba allí, a lo que un soldado le contestó; "Es para nuestro presidente que ha sido asesinado". También se cuenta de un niño enfermo de leucemia y en estado grave, al despertarse manifestó a sus padres; "Kennedy ha muerto", fue unas horas antes de que el presidente fuera asesinado.

fotografia

Podemos pensar que hay personas que pueden adivinar a través de los sueños porque tienen otra facultad que nosotros no tenemos, pero lo cierto es que cualquier predicción se basa en la lógica. Mas que premoniciones, son las reacciones del cerebro sobre lo que tememos que puede pasar y estos temores son los protagonistas de nuestros sueños. Es por ello que suele ocurrir que el adivino o visionario algunas veces acierta y otras no. Un presidente de un Gobierno siempre corre peligro de ser asesinado o nuestros seres queridos sufrir un accidente o enfermedad, por ello los psicoanalístas advierten que son manifestaciones del inconsciente que durante el sueño de disparan dando rienda suelta a nuestros miedos y temores  y hasta en algunos casos extraños deseos que ni nosotros mismos conocemos.   

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: