El pintor aragonés, Francisco de Goya, pintor carismático que marca un antes y un después en la historia de la pintura universal, y además un hombre con una personalidad compleja.

Goya al llegar a Madrid para practicar su arte, pero al no pertenecer a ciertos círculos, le son vedadas muchas oportunidades, y decide marchar a Italia. Al poco tiempo vuelve a España donde se casa con Josefa Bayeu, hermana del entonces Director de la Academia de San Fernando. Se une a los masones, para relacionarse con los personajes importantes del país, y facilitar de esta manera los contactos que necesita para ejercer su amada pintura.

Entre los masones se encontraban el banquero Carrabus, los ministros Moratín, y Cea Bermúdez e incluso su cuñado Bayeu, y estos le relacionaron con una de las mujeres que marco su vida: la Duquesa de Alba

La fama de Goya comienza a hacerse evidente entre las altas esferas de Madrid, y su genio como retratista, hace que los pedidos de parte de la nobleza se multipliquen.

El plan de GOYA ha dado resultado, y la fama y el prestigio del genial pintor se acrecientan, y es cada vez llamado con más frecuencia por los ricos y poderosos del país, e incluso es llamado por el auténtico conductor del país, Manuel Godoy, primer ministro y valido del rey. De la mano de este último y gracias a su talento y sus nuevos contactos, se convierte en el pintor de cámara de Carlos IV y su familia. Goya a triunfado en la Corte de Madrid y se ha granjeado muchos enemigos.

Según va adentrándose dentro de los círculos del poder cada vez más el pintor, se llena de desprecio y hastío hacia los ricos e influyentes personajes que están sumiendo al país en la miseria. Hasta que conoce a Cayetana, duquesa de Alba, que lo llevara a un torbellino de pasión y a un secreto peligroso que puede llegar a cambiar la historia de España.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: