El enigma clínico del Alejaidrinho

El enigma clínico del Alejaidrinho

Alejaidrinho (Antonio Francisco Lisboa), uno de los grandes escultores del Brasil, aquejaba de una misteriosa enfermedad que le produjo deformidades y parálisis en los miembros.

Múltiples han sido las interrogantes e indagaciones a cerca de esa enfermedad. Médicos, poetas, intelectuales diversos han entretejido un mundo teórico, estético, a veces mítico, acerca del tema. El investigador Marcos Paulo de Souza Miranda, refiere que El Alejaidrinho es el “mayor caso clínico no descifrado en Brasil”.

Las hipótesis diagnósticas comenzaron desde el siglo XIX, siglo en que falleció El Alejaidrinho. La “lepra nerviosa” (lepra tuberculóide, según la clasificación actual) fue desde un inicio la principal hipótesis. Evidentemente las manifestaciones neurológicas de Alejaidrinho concuerdan mucho con el diagnóstico, pero lo extraño es que el artista jamás fue segregado por la sociedad, habiendo sido la lepra en aquella época harto conocida e temida, y los que la padecían sufrían las más villanas humillaciones y rechazos.

También se sugirió algún tipo de enfermedad venérea, específicamente la sífilis; el propio Bretas, su biógrafo, se refirió a la vida alegre y festiva que llevaba el artista antes de enfermar.

En 1929 el médico brasileiro René Laclette sugirió la siringomielia; trastorno originado por la formación de un quiste dentro de la médula espinal, que la va destruyendo. El médico Alípio Corrêa Netto, en su libro “A doença do ALEJAIDRINHO”, publicado en 1963, asegura que la tromboangeitis obliterante pudo haber sido el mal que martirizó al genio del Barroco.

En 1998, Geraldo Barroso de Carvalho, especialista en Dermatología y Hansen, publica un interesante libro llamado “Doenças e mistérios do Aleijadinho”. Carvalho acredita que el Aleijadinho “fue víctima de cuatro enfermedades graves: AVC (accidente vascular cerebral), Poliomielitis, Hansen e Porfiria cutánea tardía.”

Otros posibles diagnósticos se han venido analizando a lo largo del tiempo, como el escorbuto, la framboesia trópica, el reumatismo, el bocio, la intoxicación por cardina, la zamparina y el humor gálico. Sin embargo, ningún estudio sugiere la neuropatía diabética, que bien pudo estar presente en Alejaidrinho, dada la longevidad que alcanzó.

Lo cierto es que no han faltado los apasionados que siguen escudriñando en el ENIGMA CLÍNICO del Alejaidrinho, tema que resulta harto interesante, sobre todo cuando se analiza desde la perspectiva de los conocimientos actuales de la Infectología, la Neurología, la Dermatología, e incluso de las Ciencias Sociales.

El enigma clínico del Alejaidrinho

El enigma clínico del Alejaidrinho

El enigma clínico del Alejaidrinho

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: