sexo seguro

Todos debemos tratar de tomar medidas para prevenir contraer enfermedades de transmisión sexual. Así lograremos tener relaciones sexuales seguras.

Tener la mayor información posible es algo fundamental, pero aún así se ha demostrado que esto no es suficiente para que evitemos tener conductas sexuales que conllevan un riesgo.

Las enfermedades de transmisión sexual también son conocidas como enfermedades venéreas, se adquieren al mantener contacto con alguien que esté infectado y están provocadas por hongos, virus y bacterias.

Principales conductas sexuales de riesgo

Los comportamientos de riesgo más habituales son:

Tener relaciones sexuales con diferentes parejas.

En el pasado haber tenido alguna enfermedad de transmisión sexual.

No tener conocimiento de la historia de la persona y no saber si es portadora de alguna infección.

Tener alguna relación con las drogas o con el alcohol, es evidente el peligro que se corre cuando se comparten las jeringuillas, las agujas o cualquier otro instrumento que esté contaminado, el  consumo de este tipo de sustancias merma la capacidad de la persona a la hora de tomar decisiones adecuadas sobre la relación sexual, de este modo se fomentan las relaciones de riesgo.

La necesidad de utilizar el preservativo

En determinados casos las personas nos creemos invulnerables y suponemos que el preservativo solo debe utilizarse con aquellas personas que ya han mantenido relaciones sexuales, por lo que optamos por tomar la decisión equivocada de no utilizarlo. 

Siempre hemos creído que la utilización del preservativo disminuye el placer de la relación, sin tener en cuenta las ventajas de prevención que tiene. También es cierto que su uso debe extenderse más a personas que no mantienen una relación fija que aquellas que sí tienen una relación estable. 

Practicar el sexo de forma segura

Para tener sexo de forma segura es imprescindible tomar precacuciones antes y después del acto con el fin de que contraer algún tipo de infección disminuya. Aunque la seguridad total no existe, si se puede tratar de disminuir los riesgos. 

Algunos aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de prevenir son:

Hablar antes con la pareja sobre la manera en la que se va a llevar a cabo la relación sexual.

Intentar mantener relaciones con una sola pareja y que sean personas conocidas y confiables, teniendo certeza de que no han estado expuestos a situaciones de riesgo.

Utilizar el preservativo o cualquier otro método anticonceptivo.

No tomar alcohol ni drogas cuando se sabe que va a existir algún contacto sexual.

Realizar la masturbación en pareja sin que haya intercambio de fluidos, así como también se pueden realizar todo tipo de juegos sexuales. 

La sexualidad tiene mucha importancia en la vida de las personas, por ello es muy importante que se tomen todas las medidas de prevención posibles queqyuden a disfrutar del sexo, sin tener la posibilidad de llegar a padecer algún tipo de enfermedad de transmisión sexual. 

 

 

 


enfermedade de transmisión sexual

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: