fotografia

Enemigo peligroso para los mayores, los niños y personas obesas, el calor excesivo puede resultar fatal para muchas personas. Los golpes de calor se producen cuando se ha estado al sol o a temperaturas muy altas que es cuando se produce la deshidratación. El sudor es el sistema que tiene el organismo para defenderse del excesivo calor que es lo que hace enfríar el cuerpo, no obstante, al eliminar agua del cuerpo también se eliminan minerales y sales que son de vital importancia y que a la larga pueden suponer la muerte.

fotografia

La excesiva sudoración también puede producir inflamación de la piel o sarpullidos en las zonas de más humedad o donde rozan las prendas como las ingles o axilas. La pérdida de minerales hace que aparezcan calambres musculares con mucha frecuencia en piernas o brazos y algunas veces estos calambres se producen mientras se está en la playa con el consiguiente peligro si el que los sufre se encuentra alejado de la orilla. Mucho cuidado pues durante las vacaciones si hemos sudado mucho antes de bañarnos.

fotografia

fotografia

El estrés por el calor se da con frecuencia en las personas que han estado mucho tiempo expuestas en lugares donde la temperatura es muy alta y también en aquellas que han realizado un trabajo físico en un ambiente muy caluroso. A las personas mayores la pérdida de conciencia se puede dar al bajar la tensión arterial a causa del calor por la falta de líquido en el cuerpo. El síntoma más frecuente es el agotamiento por el calor que suele manifestarse con náuseas, vértigo, fatiga, cefalea, debilidad, etc, por ello todas las precauciones son pocas y muy especialmente en los niños muy pequeños que deben ir muy ligeros de ropa y beber agua fresca con frecuencia.

fotografia

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: