Por estos tiempos y estos lares, todo lo de las encuestas electorales resultan un entreteniimiento más par los ciudadanos peruanos que se contactan con algún medio de comunicación.

Los responsables de estas encuestas conocen esa afición peruana y de otros lares por estos procedimientos llamados Encuestas.

Tratan de influir de algún modo en el electorado, siguiendo ideas ,intereses y metas propias  y ajenas.

Resulta que las últimas encuestas tratan de asegurar uno de los puestos de honor para uno de los candidatos,a la sazón ex Presidente, y el segundo puesto de honor a dos de ellos, postergando al mismo tiempo en mayor medida  al "cuco" de la jornada y más aún a los candidatos que no tienen nada que ver en la contienda.

El cuco o el quita sueños de los grandes intereses resulta ser quien ganó la primera vuelta en el año 2006 y alcanzó el 47 por ciento de los votos para dirimir al ganador de la Presidencia.

Sucede que los resultados de Octubre del 2010, elecciones municipales y regionales mostraron un gran voto de descontento, de protesta, ansias de cambiar  al País dejando de lado medidas incorrectas para el futuro mediato e inmediato.

Con estos antecedentes el cuco hay que aplastarlo del saque como decimos por Perú.

Esa  es la razón de mostrar  al cuco muy lejos de los dos puestos de honor en Abril y mucho más lejos de la Presidencia.

Ahora que al pueblo hay que convencerlo, y esto no parece estar sucediendo sino para un puñado de ciudadanos allegados,cercanos y beneficiarios directos con cada e los cuatro candidatos en pugna.Como se comprenderá ese puñado no define una elección, con lo cual las famosas y entretenidas encuestas prácticamente son papel de un momento y nada más. Lo expuesto deberá llamar a reflexión a todos los candidatos que en número de cuatro son los interesados en pasar a la segunda vuelta en Abril de este año.

Por su parte los siete restantes  tercos aspirantes Presidenciales deberán poner las barbas en remojo y tomar una certera decisión antes que el huayco de Abril los barra en toda su  significación, peso político,ilusiones y demás ingredientes que los impulsaron a candidatear.

Como decimos popularmente:Para engañar y comer pescado hay que tener mucho cuidado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: