La vasija del siglo XIX fue subastada por esa suma y se convirtió así en el objeto de ese origen por el que más se pagó en la historia. Dos hermanos hallaron la vasija del siglo XIX cuando limpiaban la vivienda de sus padres. Tras la subasta, se convirtió en el objeto de ese origen más caro de la historia

Los hombres habían heredado recientemente esta propiedad de la localidad inglesa de Pinner (condado de Middlesex) donde apareció el jarrón del que no sospecharon jamás el valor que podría llegar a tener.

Quienes hicieron la primera tasación no esperaban que nadie pagase más 1,9 millones de dólares por la vasija, de 41 centímetros de altura, ricamente decorada con peces y dragones y una serie de perforaciones que dejan ver otro jarrón en el interior del primero.

Cerca de 82 millones de dólares fue lo que un agente de Pekín pagó finalmente en Londres en la casa de subastas Bainbridges. La cifra es el precio más alto pagado nunca por una obra de arte china en una subasta.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: