gatos1

La vida da tantas vueltas, que a veces nos mareamos, y yo encontre a mi COMPAÑERO, en una de esas vueltas, cuando ya no esperaba ni la dicha ni la felicidad, de estar con un hombre al cual permitiera entrar a compartir mi vida.

Quedamos una tarde para conocernos, llovía y mucho, la primera impresión fue buena, pero quien sabe. Las aparencias engañan, y mucho. Poco a poco fuimos conociendonos, y mi compañero, como las gotas de agua, que van deshaciendo la cal, para crear hermosas estalactitas, fue enriqueciendo mi vida.

Mi compañero; ese hombre detallista y caballeroso, culto y divertido, que fue minando mi reticencia, a base de cariño incondicional, y que consiguio que mi corazón le dijera un "te quiero".

Alguna mala experiencia en mi vida, que me hizo fijarme en algún "hombre" por referirme a esos especimenes de alguna manera, cuya capacidad de amar era minima, y la de engañar maxima, ¿pero quien no tiene un baldón en su escudo?.

Estas experiencias me hicieron ser precavida y reticente frente a los hombres que se me acercaban, pero mi compañero con paciencia, amor y cariño, consiguio no solo que confiase en él, sino que encontrara la felicidad en sus brazos, que me miman, me cuidan y me protegen, muchas veces de mi misma.

Mi compañero es más afin a mi, que casi todas las personas que conozco, y desde luego no le intimida mi cerebro brillante pero a su aire.

No compenetramos tanto, que sin conocernos coincidimos en el mismo modelo de movil, que lio al principio, que cuando sonaba no sabiamos cual de los dos era.

Ahora soñamos con nuestra vida juntos, con recorrer los caminos de la vida de la mano, felices de habernos encontrado y con la alegría de una vida compartida.

La lluvia de noviembre me trajó a mi compañero al hombre que amo, y con el que quiero pasar el resto de mi vida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: