¿Estás en crisis matrimonial? ¿No quieres dejar a tu marido? Entonces la alternativa es volver a enamorarte de tu marido y conseguir que él vuelva a enamorarse de ti. No, no te rías. Tú puedes conseguirlo. Ten fe. Empieza a pensar cómo enamorar a tu marido.

Yo conseguí enamorar a mi marido tras una crisis de caras largas llevándolo al Huerto de Calixto Y Melibea en Salamanca. Es un jardín grande, lleno de árboles, con muchos arbustos, con flores creciendo por doquier. Un jardín que eligen muchas parejas de recién casados para hacerse las mejores fotografías de sus bodas.

Mi marido se olvidó del divorcio que se nos venía encima cuando se vio conmigo en un jardín que conocía por haber leído en el instituto La Celestina, el libro que recoge la historia de amor entre Calixto y Melibea. Lo nuestro no podía acabar, me dijo. Yo pensaba lo mismo. Teníamos dos hijas, una hipoteca y un futuro de pensionistas de la Seguridad Social viajando a Benidorm en nuestra vejez lejana. Perdíamos mucho dejándonos. También perdían mucho nuestros padres, sobre todo mi suegra. La pobre nunca encontrará otra nuera que la ponga más de los nervios que yo.

Enamorar a tu marido es posible. Si yo lo conseguí, tú también puedes conseguirlo. Llevalo al Huerto de Calixto Y Melibea. Seguro que os ponéis a hablar de los amores de los protagonista de La Celestina, recordáis lo que os costó aprobar la asignatura de Literatura española en el instituto y empieza la reconquista del amor perdido con la vulgar convivencia. Tu marido preferirá quedarse contigo. Fue lo que prefirió el mío. Le empecé a decir que nosotros también fuimos como aquellas tres parejas que estaban en el Huerto de Calixto Y Melibea sacándose sus fotos de boda, se emocionó, me emocioné y acabamos celebrando la vuelta a los mejores días de nuestra historia de amor. Volver a enamorar a mi marido fue tarea fácil. ¡Hasta seguíos que me comprara un coche nuevo! Un hombre enamorado cumple todos tus deseos consumistas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: