Por fin llegó la hora

Para tu sed calmar,

Es tuyo todo el orbe,

Toda la inmensidad;

Son tuyos los abismos

Y la Estrella Polar;

Los violáceos reflejos

Del sol crepuscular

Y todos los misterios

De la profundidad.

Te pertenece el viento,

El viento de altamar.

El vaivén de tu barco

Tal vez te haga soñar;

Y verás en tus sueños

Sirenas, que al cantar

Te dicen al oído

Cuentos de espuma y sal.

Pero ni aún su suave

Canto te importará:

Ya los fuertes cañones

Empiezan a sonar

Y tú eres el valiente,

Tenaz lobo de mar.

 

 

 

 

Tu hermano es...enemigo,

las balas son la paz;

la sangre de sus hijos

no vale un “tris” de sal;

ya olvidaste al MAESTRO,

te olvidaste de amar,

pues te acaricia el viento,

el viento de altamar.

Y el olor de la guerra

y la sangre al brotar;

olvidaste ya todo

lo que te hace llorar;

te olvidaste de Cristo,

te olvidaste de amar...

Es tuyo todo el orbe,

toda la inmensidad:

Te pertenece el viento,

el viento de altamar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: