El pasado 23 de mayo en las instalaciones de la Escuela de Negocios IDE-CESEM, D. Luis Dodero Jordán, ex vicepresidente del Banco Mundial. una de las voces más autorizadas por sus más de 30 años de servicio dentro del mundo de las relaciones internacionales, hizo ver que España exporta principalmente a los países de la Unión Europea, cosa que puede llegar a convertirse en un problema puesto que “la UE recibe más de la mitad de nuestras exportaciones y diversificamos muy poco. Hay que incentivar las inversiones de las empresas españolas en otros países. Hoy en día, por ejemplo, estamos dejando pasar el tren de China, cosa que otros países sí que están aprovechando”.


Que las empresas españolas no inviertan en otros países que no sean europeos puede repercutir de forma negativa. Ante las crisis de sectores y de países, las importaciones tienden a contraerse. Actualmente nos encontramos en esta tesitura, por lo que las empresas no deberían dejar pasar más el tren de inversión en países orientales.


¿Cuál es el motivo de la concentración de destinos de las exportaciones?
No es otro más que el desconocimiento. Básicamente en ese concepto podemos centrar la mayor parte de la concentración de destinos empresariales.


Por un lado encontramos el desconocimiento del idioma, ya que muchos empresarios por miedo a la falta de entendimiento y de conocimiento de una segunda lengua, se deciden a invertir en América Latina para que el habla no sea un inconveniente.
Por otro lado, el desconocimiento a las instituciones que ayudan a solucionar los obstáculos que una empresa se puede encontrar en otro país. Diferente cultura, gobiernos, terrorismo o nacionalización de las empresas, son algunos de los quebraderos de cabeza de los inversores. Por ello hay elementos que las aseguran y protegen. España, sin ir más lejos cuenta con APPRI (Acuerdo de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones), por el que asegura, en los 72 países con el que tiene firmado el acuerdo, una protección del inversor y su empresa. Además, el Banco Mundial cuenta con su miembro MIGA (Multilateral Investment Guarantee Agency) que hace también las veces de seguro, protección y asesor de países.


Luis Dodero, recordó a los alumnos y profesionales del Instituto de Directivos de Empresa que los países tienen como objetivo la exportación. Los gobiernos son quienes han de procurar seguridad e incentivación para obtener beneficios que impulsen la economía del país.

 

 

Mucho más en 

http://www.ide-cesem.com/

instituto directivos empresa españa madrid

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: