monedas oro

IDEAS PARA EMPRESARIOS.

El futuro de las empresas es un espacio global, dinámico, sin fricciones e innovador. Es extremadamente competitivo, darwiniano y se acerca indefectiblemente con más velocidad de la que podríamos pensar. Cómo veremos, el futuro de la empresa no es algo de ciencia ficción; es simplemente una extrapolación de cambios y movimientos que se están dando en la actualidad. Nuevas ideas redefinen una nueva raza de empresa que reduce la burocracia casi a la nada. Ágil, innovadora, emprendedora. Con un nuevo tipo de empleado. Danzando de un proyecto a otro. Haciendo su “carrera” a medida que avanza y un increíble apetito por el cambio que animan a la movilidad laboral mediante políticas que apoyen el instinto emprendedor que abracen la idea de la aldea en lugar de cerrar sus mentes y fronteras al cambio.

 

Extructura Simple... Cambio Veloz

Las buenas empresas están cambiando la forma en que compiten, sus productos, sus servicios y sus métodos de trabajo. La economía global se reinventa cada día al igual que las ideas, pues existe un mercado en continua ebullición. Para ello se cuenta con el pensamiento creativo que emana del talento personal y que se convierte en el bien más valioso y rentable de cualquier persona o empresa. Productividad….Gracias al personal. La empresa del futuro…Inmediato está contratando a entusiastas. Aquellos que son apasionados en todo. También aquellos que aman la presión y tienen muchísimas historias donde han sido expuestos a situaciones de caos. Estamos en la “Era de internet “en la era del ¡Dios mío! Del cambio a la “velocidad infinita”. Estamos en un “Mundo sin Reglas” donde triunfar es cada vez más difícil. La empresa del futuro… Inmediato rechaza a los lentos monstruos burocráticos. Las empresas grandes no son lo suficientemente ágiles para adaptarse, sino pesadas, topes y lentas. La moderna organización es rápida, virtual, flexible, decidida, vertiginosa en el cambio tecnológico, compuesta cada día por menos personas quienes utilizan el enorme poder de las modernas computadoras y los sistemas intensivos de información.

El nuevo Empleado.

La nueva economía golpea nuestra vista. Vemos una revolución en el trabajo. Tenemos encima una época en la que manda el talento personal. Ninguna persona sensata espera pasar toda su vida en una empresa solamente. Algunos llaman este cambio “El final de la responsabilidad corporativa”. Otros lo llaman “El comienzo de la renovación de la responsabilidad individual” Una oportunidad extraordinaria para hacernos cargo de nuestras vidas… (Yo Cía. Ltda.). Hoy más que nunca necesitamos la pasión, la voluntad, el conocimiento para asumir la responsabilidad que está recayendo sobre nosotros, gústenos o no.  La empresa del futuro…inmediato entiende lo anterior y trata de contrarrestar esa tendencia revolucionaria con la dinámica de la planificación estratégica del desarrollo humano, apelando a que ésta garantice la calidad en la gerencia considerando factores como el conocimiento, la misión y la política de enseñar a todo el conjunto de la empresa o institución en el trabajo. Veamos por qué son amadas algunas empresas, especialmente aquellas que tratan de incentivar el crecimiento y proporcionan servicios y oportunidades excitantes a sus empleados. Amamos esas empresas de cambio continuo. Momento auténticamente mágico, aunque terrorífico en muchos aspectos. Es verdad que: Luego de una década o más de atención obsesiva a los costos, la mayor parte de las empresas están mirando hacia el lado de la innovación. La ruta de la adquisición es cada vez más dudosa, dada la evidencia de que la mayoría de las fusiones y adquisiciones destruyen el valor del accionista o no generan las prometidas sinergias. Las empresas pueden combinar sus activos y sus capacidades en asociaciones estratégicas que le permitan dar un salto adelante.

La Marca es lo que define y que ésta es mucho más que el marketing o los logo-tipos. Tiene que ver con la pasión, con la historia que queremos contar, con la causa que motiva nuestra empresa. Las historias y experiencias serán más importantes en el futuro que los productos, porque la capacidad de transmitir emoción es lo más importante en un mundo controlado por la tecnología. Las firmas pequeñas de servicios son la clave del futuro. Las compañías de éxito venden sueños en lugar de productos. Las grandes empresas sobreviven si imitan las virtudes de las pequeñas, rompiéndose en pequeñas unidades y dándoles libertad. Una sociedad que, en vez de apoyar el cambio unido a los emprendedores, intenta controlarlo y regularlo, está hipotecando su futuro. La vida misma no consiste en mantener o restaurar el equilibrio, sino esencialmente en mantener el desequilibrio. La armonía, la coherencia, la elegancia y belleza de la matemática del equilibrio nos transmiten imágenes de estabilidad y de seguridad que son justo lo contrario del espíritu empresarial.

 (Ramiro Diaz). ideas@revistaseñales.com


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: