El Emparejamiento Selectivo.

En relaciones de parejas se suele decir que los polos opuestos se atraen pero esto no es del todo cierto estudios recientes realizados a 24.000 matrimonios, apuntan a que al buscar parejas nos basamos en el parecido físico como: una altura, masa muscular o un nivel de intelecto similar, lo que nos lleva a pregustar si esta decisión se trata de una selección impuesta, por nuestro ADN. Ha este fenómeno se le conoce como emparejamiento selectivo.

Estudios en distintas instituciones bajo en cargo de Matthew R. Robinson, en el Instituto de Bopciencia Molecular de la Universidad de Queensland, en Brisbane (Australia), han descubierto que los humanos solemos elegir parejas con genética parecida a la nuestra, esto se puede llamar emparejamiento selectivo, lo cual quiere decir que tenemos tendencia a relacionarnos con personas parecidas genéticamente a nosotros. Este es un fenómeno que se ha observado en la naturaleza, y se cree que puede favorecer a la supervivencia de los retoños.

Robinson y su equipo, sugieren que en emparejamiento selectivo permite aumentar la posibilidades de pasar rasgos físicos de generación en generación, desde poder ser más alto, interesarse por una clase de estudio, hasta poder desarrollarse posibles trastornos mentales, como la esquizofrenia, claro que esto solo puede ocurrí si dentro de la familia existen personas con problemas mentales que puedan ser transferidos a su generación.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: