Jane Austen nos regala otra buena novela con EMMA, una joven que por hacer de casamentera entre sus amistades, esta a punto de perder el amor de su vida.

Emma Woodhouse, es una joven de la alta sociedad, que vive en el campo con su padre en la Inglaterra de 1800, y que tiene como pasatiempo el hacer de casamentera de sus amistades y relaciones. Un solo amigo le critica, al ver como por andar enredando en la vida de sus semejantes, descuida sus propios sentimientos.

Este es el hermano de su cuñado, además de su vecino y dieciséis años mayor que ella, el señor Knightley. Siempre argumenta que no se quiere casar para no abandonar a su padre enfermo, pero es una excusa, ya que las enfermedades de su padre suelen ser imaginarias.

Cuando la señorita Taylor, su institutriz se casa, ella cree que es gracias a que le presento a su marido el señor Weston, desde ese momento Emma pretende llenar el vacío de su vida ayudando a los demás a tener una vida tan perfecta como ella cree que es la suya.

Convence a su nueva amiga Harriet para que rechace una proposición de matrimonio de una granjero, el señor Martin, pero su nueva amiga no es de la misma posición que ella, aunque pretenda casarla con alguien por encima de su nivel social.

Primero quiere casarla con el vicario el señor Elton, pero el a su vez aspira a mas y a la que quiere por esposa es a Emma. La llegada al vecindario de Frank Churchill, el hijastro de la señora Weston, despierta su interés como posible pretendiente para Harriet.

Sólo el señor Knightley, hombre de temple y aplomo probados, se atreve a recriminar los errores de Emma. Cuando Harriet le confía que cree que el señor Knightley está enamorado de ella, los celos fuerzan a Emma a darse cuenta de que es ella quien le ama.

Poco después, el señor Knightley propone matrimonio a Emma, Harriet se reconcilia con su joven granjero y todo el mundo vive feliz para siempre.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: