Se agrava la crisis en el país, luego que el presidente del Banco Central rechazara renunciar como lo pidió Fernández.

El ministro de Economía de Argentina, Amado Boudou, salió al paso del anuncio de que un juez estadounidense decidió embargar una cuenta del Banco Central de ese país en la Reserva Federal norteamericana.

Embargan cuenta del Banco Central argentino

El titular de la cartera pidió a la gente no desesperarse, porque hasta ahora sólo han sido embargados 1.7 millones de dólares y en ninguna circunstancia la cifra se elevará por sobre los 15 millones de dólares.

Por su parte, la mandataria Cristina Fernández respondió a los críticos de su gestión, quienes incluso han pedido que renuncie al cargo, señalando que permanecerá en su lugar y que cumplirá su mandato.

La medida, dictada por el juez Thomas Griesa, agrava aún más la crisis desatada por la negativa del presidente del Banco Central, Martín Redrado, a liberar una parte de las reservas internacionales, cuyo monto asciende a unos 48 mil millones de dólares a partir de la recuperación del país desde 2003 hasta ahora, para el Fondo del Bicentenario, destinado a negociar la deuda y salir del default de 2001.

La respuesta de Redrado llevó a la presidenta a exigir la renuncia del funcionario, pero Redrado no acató, argumentando que sólo el Congreso puede dictar esa medida, ante lo cual la gobernante recurrió a un decreto de necesidad y urgencia para asegurar su salida de la entidad.

Sin embargo, el presidente del Central, en alianza con la oposición que encabeza el vicepresidente Julio Cleto Cobos, consiguió el amparo de una juez ligada familiarmente a militares de la dictadura, quien en dos horas decretó su restitución.

Producto del complejo panorama, el ministro Boudou defendió la decisión del gobierno de crear un Fondo del Bicentenario y usar una parte de las reservas del banco para pagar los compromisos de deuda durante 2010, salir del cese de pagos y evitar pedir préstamos a elevadas tasas.

La medida del juez estadounidense, según Boudou, repercute negativamente ya que daña la reapertura del canje de deuda, señalando que hay una conspiración para que Argentina deba pagar más tasas de interés.

Además, hizo un llamado a Redadro, a quien instó a rectificar su actitud y permitir que las instituciones sigan funcionando, al tiempo que pidió a la oposición dejar de poner palos en la rueda, en alusión a la serie de medidas judiciales que han emprendido.

Específicamente, el juez Griesa tiene a cargo la causa de los bonistas de Estados Unidos contra el Estado argentino, desde la declaración del cese del pago de la deuda externa nacional en 2001. En 2003, produjo el primer fallo contra ese país y poco después volvió a fallar a favor de una firma estadounidense que reclamaba 700 millones de dólares.

Nota Original:

Fuente: Altonivel.com.mx

www.altonivel.com.mx

Lea También:

Banco do Brasil negocia expansión a Argentina

Bolivia cuadruplicará suministro de gas a Argentina

Argentina producirá vacuna para gripe AH1N1

Venezuela y Argentina son líderes en inflación

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: