MI EMBARAZO DE GABRIELA


   Llegué a Cuba con el firmé propósito de darle una sorpresa a mi futuro esposo y además de cumplir lo planeado tuvimos un gran corre corre para casarnos pues la abogada del despacho de bodas internacionales nos dió fecha dos días después de entregar el expediente.

   Nos tocó correr, nuevamente, para invitar a nuestros amigos. Mis únicos invitados a la boda eran mis padrinos de religión y dos amigos más. Estando de visita en la casa de mi padrino, estabamos conversando de toda esta actividad qeu teníamos y de pronto me soltó si estaba bien, "¿no estaras embarazada?" fué su pregunta. Mi futuro esposo y yo nos miramos y nos empezamos a reir y le dijimos que no, practicamente era imposible por los pocos días qeu llevaba en la isla y que con tanto jaleo pues que mis jhormonas no estaban para eso.

   Pasaron los días y por fín la boda se llevó a cabo (ver mi goo de Mi boda en Cuba). Pasado ya el trá ite de la firma y las fotos de rigor, nos dirigimos para Guanabo a la fiesta. Comer, beber y bailar y si nos daba tiempo y no estabamos muy cansados paseíto nocturno por la playa. 

   Pasaba el día y en un momento de paz que me pude sentar con mis padrinos, uno de ellos, el que me dijo lo del embarazo, me dijo que si estaba bien, que lo mismo estaba embarazada. Mi excusa esa vez fue que estaba cansada pues me había levantado muy temprano, etc....

   Se acabó la fiesta y por suerte el día y nos pudimos ir a dor ir ya que al día siguiente madrugabamos para ir a Varadero. Cuando se acabó el romántico fin de semana, y de vuelta a Guanabo nos tocó el corre corre de los papeles para el visado. Y ahí es donde al pegarme una carrera para coger una guagua me mareé y fue cuando nos dimos cuenta que "Reglita" llevaba en deserción pues como 10 días.

   Al día siguiente corriendo para la farmacia y ni me dió casi tiempo a mojar el papelito pues yo creo que sólo con el vaho ya me dió positivo!!! Que alegría! Salí de ese cuarto de baño llorando de emoción y lo primero que le dije a mi ya esposo fue:

   "Estoy segura que será una niña y que nacerá el mismo día que falleció mi mamá pues es ella la que me la envía"

   Desde el primer día tuvimos claro que se llamaría Gabriel o Gabriela así qeu desde la barrigota le empezamos a llamar GAby. Pero la felicidad duró poco. 

   Una tarde, me levanté de la siesta y al ir al aseo ví que estaba sangrando. Dios que miedo! Mi esposo se fue corriendo a preguntar a quien nos podía antender y se acordó de que tenía una amiga doctora. Nos fuimos a su casa a la vuelta de la esquina. Yo íba pálida y más fría que un duro frío. Estando hablando con la muchacha que nos decía que tenía qeu guardar reposo hasta que me pudieran hacer una ecografía me desmayé. Me dio un ataque de pánico! Me ví sin mi familia, a punto de perder a mi deseado bebé y en un pais a nueve horas de avión del mío....

   Cuando recuperé la consciencia nos fuímos a casa y el abuelo de mi esposo nos recomendó otra amiga suya que se protó fenomenal.

   Como no me podía mover por si sangraba más, me pasé todas las olimpiadas en la cama viendo los juegos y algunas películas que me dejaban los amigos. Venían a visitarme y poco más podía hacer.

   Pasadas una semana me confirmaron que todo estaba bien y que pude sangrar por implatación de óvulo, cosa muy normal en los embarazos. Ya me dejaban caminar un poco y en cuanto me dijeron tomé el primer avión para España con mucha pena por qeu dejaba a mi esposo en Cuba haciendo todos los papeles.

   Llegué a España y enseguida me puse al día con todo medicamente dicho. Mi niña crecía estupendamente en mi barriga. Eso sí me pasé todo el embarazo sangrando por que Gaby era muy burra y cada vez que se movía me rompía venitas del útero. 

   A todo esto mi esposo seguía en Cuba peleandose con la burocracia.

  Ya por fín llegó el 24 de marzo y por la mañana, tras pasarme toda la noche con contracciones poco dolorosas, me levanté y al ir al baño ví que había expulsado el tapón mucoso. Corriendo levanté a mi hermana y se lo enseñé y al volver a la habitación... ¡Puf! Rompí aguas! Llama a la vecina y corriendo al hospital. He de decir que yo apenas sentía dolor con las contracciones. En cuanto llegué me pusieron la epidural walking pensando qeu era un parto más o menos rápido por el rompimiento de la bolsa pero que va! Mi pequeña se asustó, se subioó hacia arriba y... 18 horas después decidieron hacerme una bonita cesarea.

  Pero bueno todo fue genial y mi pequeña aquí anda en este momento dando guerra y tocandome las teclas del ordenador por que ella quiere escribir un goo también.

  Un mes y mediuo después por fin pudo venir mi esposo y ya nunca más nos hemos separado!

29 semanas

Ecografía GAby

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: