EL EMBARAZO - EL CICLO MENSTRUAL

Se llama ciclo menstrual al conjunto de cambios clínicos que experimentan los ovarios. El ciclo se inicia cuando la hipófisis (una glándula situada en la base del cerebro) segrega hormonas que estimulan el ovario y propician la maduración de un folículo en cuyo interior se ubica un ovulo. Cada mujer nace con cientos de miles de óvulos, pero solo entre 400 y 450 llegan a madurar y a ser expulsados a lo largo de su vida reproductiva. El folículo maduro produce estrógenos, la hormona sexual femenina, que actúan sobre el interior del útero, reconstruyendo la mucosa que quedo descamada en la última regla. Además, facilita la secreción del moco uterino para favorecer la captación en la trompa del ovulo que será expulsado del ovario al producirse la ovulación. Hacia la mitad del ciclo, la hipófisis descarga una nueva hormona que provoca la ruptura del folículo y la expulsión del ovulo. Este fenómeno se denomina ovulación. El ovulo pasa a las trompas de Falopio e inicia un viaje hacia el útero que durara varios días. Si en este periodo entra en contacto con un espermatozoide, se producirá la fecundación. El folículo varios se transforma en cuerpo amarillo o lúteo que, además de estrógenos, segrega otra hormona, la progesterona, cuya misión consiste en preparar al endometrio para recibir a un posible ovulo fecundado. Si no se produce la fecundación, el cuerpo amarillo degenera y, en consecuencia, disminuye la secreción de progesterona. Al dejar de ser estimulada, la mucosa del endometrio se desprende y es expulsada, junto con el ovulo no fecundado. Este fenómeno produce un sangrado que dura normalmente entre 3 y 5 días y que constituye la menstruación. En ese momento se iniciara un nuevo ciclo menstrual.


LOS RITMOS CORPORALES LOS DIAS FERTILES

Es importante conocer bien los ciclos normales del propio cuerpo, porque con ellos se puede conseguir información que permita planear o evitar la concepción. Aunque el funcionamiento del sistema reproductivo no es completamente exacto porque existen factores externos e incontrolables que pueden alterarla ─el estrés, los viajes, algunas medicaciones, etc.─, se puede llegar a conocer el ritmo corporal mediante la observación de tres fenómenos: los ciclos menstruales, la temperatura del cuerpo y la consistencia del flujo cervical.

Duración de los ciclos menstruales

“La duración de los ciclos menstruales” varía entre unas mujeres y otras. Para intentar conocer lo más aproximadamente posible la duración de todos los ciclos menstruales, se deberá tomar nota del día del comienzo del ciclo (el primer de menstruación) durante un periodo de seis meses seguidos. De ese modo, podemos encontrarnos, por ejemplo, que el ciclo más largo ha sido de 32 días y el más corto, de 26 dias. Como la ovulación se produce 14 días antes de que comience el siguiente ciclo, los días fértiles en este caso, irán desde el 9 al 21. Esos son los días más apropiados para concebir, o en los que se deben extremar las precauciones si no se desea un embarazo.

La temperatura de cuerpo

Antes d que se produzca la ovulación, la temperatura de cuerpo femenino desciende y justo en el momento en el que se produce, aumenta ligeramente. Un modo de conocer el ritmo corporal consiste en tomarse la temperatura y anotarla en un grafico durante varios meses. Para que los datos sean más rigurosos, es preciso que la toma de la temperatura se produzca siempre en las mismas condiciones: lo ideal es medir la temperatura rectal antes de levantarse por la mañana. Con los datos recogidos obtendremos un patrón que nos permitirá anticipar el aproximado de la ovulación. La mujer es fértil desde un día antes del descenso de la temperatura, hasta un después de haber permanecido más alta.

La secreción vaginal

A lo largo del mes, la secreción vaginal cambia en aspecto y cantidad. Recién terminada la menstruación, la secreción es mínima, opaca, espesa y pegajosa. Al acercarse la fase de fertilidad, el flujo se va haciendo más abundante, transparente y elástico. Este cambio advierte de que se ha iniciado el breve periodo en el que se puede producir la concepción. Acabado el mismo, el flujo se reduce de nuevo y pierde elasticidad y transparencia

embarazo, ciclo menstrual, fertilidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: