interior de una iglesia, pintor emanuel de witte

EMANUEL DE WITTE, PINTOR HOLANDÉS DEL BARROCO

   Emanuel de Witte fue un pintor holandés del siglo XVII. Nacido en 1617, se caracteriza especialmente por su destreza para la perspectiva, destacando sus pinturas de interiores de iglesias.

   La vida personal de Emanuel de Witte fue un cúmulo de acontecimientos desgraciados. A los 38 años se quedó viudo. La pérdida de su esposa, Geertje Ariaens van de Velde, fue el principio de la mayoría de sus males. Se casó en segundas nupcias con una mujer bastante más joven que él, de 23 años, llamada Lysbeth van der Plas. A ella le correspondió el papel de madrastra de los dos hijos del pintor. Pero en vez de guiarlos por el buen camino hizo todo lo contrario: enseñó a Jacomijntje, la hija adolescente, a robar.

mercado en un puerto, emanuel de witte

   Pocos años después ambas fueron detenidas y condenadas por robar repetidamente a sus vecinos. La esposa de Emanuel de Witte, Lysbeth, fue desterrada durante seis años. Jamás regresó, ya que falleció de peste cuando todavía le quedaba por cumplir un año de destierro. La hija, Jacomijntje, fue encerrada durante un año en una casa de corrección, llamada la Casa de la Hilatura, una especie de prisión donde las reclusas tenían que realizar trabajos forzados en el área texil. Todo esto afectó profundamente al pintor.

interior de la iglesia vieja de delft, emanuel de witt

   Emanuel de Witte contrajo deudas en el juego y, necesitado de dinero, vendió sus muebles y tuvo que trabajar para un marchante de arte llamado Joris de Wijs. Éste le proporcionaba alojamiento y comida pero a cambio él tenía que pagarle una renta y entregarle todos sus trabajos. Sin embargo tuvo problemas por incumplimiento de contrato, por gritar a sus clientes, e incluso por meterse en peleas. A los 75 años, el atormentado pintor quiso poner fin a su vida y ató una cuerda en la barandilla de un puente para suicidarse. La cuerda se rompió y él cayó al Singel, uno de los canales de Ámsterdam, donde se ahogó.

interior de una iglesia, emanuel de witte

   A pesar de sus desgracias, Emanuel de Witte fue un gran pintor. Hijo de un maestro de escuela en Alkmaar, Emanuel de Witte mostró desde muy joven sus aptitudes para el dibujo y la pintura. Sus primeros cuadros eran principalmente religiosos y mitológicos, aunque de esa época hay muy pocas obras. Emanuel de Witte vivió en Delft y en Ámsterdam, dos de las cunas de la pintura holandesa. Allí su temática varió y se especializó en los interiores de iglesias, y también pintó escenas en interiores de hogares de la burguesía, y vistas de puertos y de mercados. En estas composiciones iban incluidos los retratos encargados por sus clientes.

retrato de una familia en un interior, emanuel de witte

   Cuando pintaba su gran especialidad, es decir,interiores de iglesias, Emanuel de Witte no sólo pintaba todos los detalles arquitectónicos y decorativos con gran destreza, sino que también incluía muchas figuras humanas. Escenas representando a personas hablando, caminando o rezando, un niño pidiendo limosna a una mujer, o un perro orinando, dan vida a todos sus interiores. Son también puntos de referencia que permiten apreciar las dimensiones de las iglesias.

   Además de iglesias cristianas, Emanuel de Witte también pintó el interior de la Sinagoga Portuguesa de Ámsterdam, uno de sus cuadros más afamados.

interior de la sinagoga portuguesa de ámsterdam, emanuel de witte

 

Cuadros del pintor Emanuel de Witte en el artículo

1-Interior de una iglesia
2-Mercado en un puerto
3-Interior de la Iglesia Vieja de Delft (detalle)
7-Interior de una iglesia
4-Retrato de una familia en un interior
6-Interior de la Sinagoga Portuguesa de Ámsterdam

(Emanuel de Witte, Holanda)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: