Eliminar el rencor

Las agresiones, ofensas y las malas experiencias que todas las personas viven alguna vez a lo largo de sus vidas, afectan a su salud física y mental si ellas lo permiten

Todas las personas se han sentido en más de una ocasión agredidas y ofendidas, alguna vez han sido de forma intencionada mientras que otras ha sido sin mala intención, esas experiencias se van guardando de forma inconsciente hasta que llega un momento en el que se enquistan. 

Cuando eso se produce, aparecen sentimientos tan negativos como son; la rabia, el resentimiento, el odio, el rencor y la venganza. En algunos casos las experiencias vividas sí pueden ser consideradas como graves, como pueden ser las violaciones, el maltrato tanto físico como psicológico o algún tipo de abuso laboral. Otras sin embargo no dejan de ser simples nimiedades a las que no hay que darles mayor importancia. 

Cuando aparece el rencor

El rencor, es un sentimiento que produce un profundo enfado que suele estar presente durante bastante tiempo. El rencor, desequilibra a quien lo padece y que perjudica su salud, no solo a nivel físico sino también mental, provocando en esa persona incluso que su carácter cambie por completo. El único modo que se conoce para eliminarlo y, evitar sufrir los males que el rencor provoca es el perdón.

El rencor impide vivir, el perdón ayuda a ser feliz

A algunas personas les resulta demasiado complicado perdonar, cuando lo complicado es entender el proceso que conduce a él. Numerosos psiquiatras establecen cuatro pasos, que son básicos y que pueden ayudar a esos que tanto les cuesta,  a que comprendan que perdonar es más sencillo de lo que parece. 

Lo primero es aceptar el acto que ha provocado y después de eso, aceptar a la persona que lo ha causado, es un paso importante porque si se niega lo que ha sucedido, nunca se podrá mejorar. 

El segundo paso, es dejar atrás aquello que ha causado daño, es reconocer que aunque en su momento provocó dolor, ese dolor no puede seguir presente durante toda la vida. 

El tercero, ya es perdonar. Esto quiere decir que aunque se recuerde el daño, este ya no provoca rabia, ni resentimiento. 

Y el cuarto, la misericordia. En este momento el daño ya ha desaparecido del todo.

Para resumir, el rencor impide vivir y ser feliz, mientras que el perdón ayuda a alcanzar la ansiada felicidad. Cada uno decide el modo y manera en el que quiere vivir su vida y por eso deciden eliminar el rencor de su vida para siempre. Otros en cambio deciden vivir siempre con él, cuestión de elecciones que se hacen aunque evidentemente no suelen ser las acertadas. 

 

 

 

 

Eliminar el rencor

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: