1. Artigoo.com
  2. »
  3. Hogar, Familia y Mascotas
  4. »
  5. Bricolage
  6. »
  7. Cómo eliminar arañazos y abolladuras en los objetos de metal

Cómo eliminar arañazos y abolladuras en los objetos de metal

Eliminar arañazos y golpes es la principal tarea a la hora de restaurar objetos de metal. Afortunadamente, los metales blandos (como la plata o el cobre), que son los que más se deterioran, son también los más sencillos de restaurar. La reparación de objetos de metal se debe hacer siempre con lentitud y suavidad para evitar dejar marcas, roturas o deformaciones irreversibles. Si el objeto es valioso, es preferible dejarlo en manos de un experto.

Reparación de golpes y abolladuras

  • La dificultad y las herramientas necesarias dependen de la dureza del metal que se va a reparar. En todos los casos, conviene trabajar sobre superficies rígidas (una plancha de madera, por ejemplo) forradas de un material blando (hojas de papel de periódico o una manta).
  • También se deben cubrir las herramientas (martillo, mazo, etcétera) con un trozo de fieltro u otro tejido para no dejar marcas. Lo mismo ocurre si se utilizan prensas o sargentos; en tal caso se pueden emplear unos pedazos de madera o cartón.
  • Para reparar los golpes se utiliza un martillo especial de goma o plástico, que no deja marcas. También puede servir un martillo metálico de bola, siempre que se forre con un paño grueso o fieltro.
  • Además del martillo, los profesionales utilizan estacas de madera maciza con los cantos redondeados para acceder al interior de los recipientes deformados. También se puede emplear, con excelentes resultados, el majador de madera que se usa para moler en el almirez o mortero.

Reparación de huecos y grietas

  • Existen varios tipos de masillas sintéticas, generalmente con base de resinas epoxy aptas para tapar agujeros en el metal; pueden mezclarse con polvos metálicos o con pigmentos de colores (en caso de que el objeto metálico esté pintado) para disimular el relleno una vez seco. Si la masilla resulta difícil de manipular, habrá que espesarla añadiendo caolín.
  • Para rellenar agujeros en piezas huecas es necesario taponar primero uno de los lados con plastilina, arcilla de modelar o cinta adhesiva, que sirven como soporte para la masilla. Aplicar después la mezcla con un espátula de pintor y esperar hasta que se endurezca para pulir y nivelar la superficie reparada.

Quitar arañazos

  • Las técnicas para reparar arañazos dependen de la profundidad de éstos. Los superficiales desaparecen con un simple pulido, mientras que los más profundos exigirán el empleo de abrasivos.
  • Hay varios abrasivos para pulir metales. Los más comunes son el estropajo de acero, el papel de lija y el polvo de piedra pómez. El papel de lija al agua (mejor en soporte de tela) es el más indicado, ya que permite lubricar la fricción con aceite para evitar las marcas. Se empieza por papeles de grano grueso (100), y se acaba con los de grano medio (400) y fino (600) para que las rayas sean cada vez más finas y se suavice la superficie.
  • En muchas ocasiones es mejor disimular el arañazo pintándolo, barnizándolo o cubriéndolo de cera, ya que las abrasiones profundas pueden causar daños irreversibles en el metal. En ningún caso se utilizarán abrasivos sobre metales plateados, chapeados o con pátinas.

Cómo eliminar abolladuras

  1. En objetos fabricados con metales blandos, las abolladuras se pueden eliminar presionándolas con los dedos pulgares. Pasar luego un taco de madera envuelto en tela para acabar de aplanarlas.
  2. Para reparar recipientes de metales blandos desde el interior, hay que fijar un majador de madera a un torno. Presionar lentamente, pero con firmeza, sobre la zona abollada hasta darle forma.
  3. Al arreglar objetos más gruesos o fabricados con metales duros se necesita un martillo. Los golpes serán numerosos, aunque suaves, para no deformar el material.
  4. El majador de madera también sirve para restaurar el interior de recipientes abollados, utilizando un martillo con el que golpear la zona hasta repararla.

Cómo eliminar arañazos

  • Los limpiadores y pulidores eliminan los arañazos superficiales. Para pulir los surcos más profundos, se puede utilizar dentífrico o preparar una pasta con tiza, alcohol metílico y parafina. Se aplica con un trapo, describiendo círculos.
  • Para pulir grandes superficies o zonas talladas, se pueden utilizar los discos pulidores que se acoplan a la taladradora eléctrica.
  • En caso de que las marcas sean profundas, hay que utilizar abrasivos más fuertes, como el estropajo de acero o el papel de lija, que desgastan el metal por debajo del nivel del daño. Una vez eliminadas las marcas, hay que pulir la pieza.

 

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por rodolfo arreola mondragon
    Fecha: 2012-05-02 16:02:22

    le agradezco su comentario

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.