El estrés engorda y  mucho. Es más suele esconderse detrás de ese indeseable abdomen abultado que tanto aborrecemos.

Cuando te comes  una caja de bombones o un kg de helados de una sola sentada como vía de escape ante una situación estresante, no son las calorías del chocolate o del helado en sí las que confabulan contra tu silueta, sino la forma en que las consumes, la ansiedad hace que comas muy rápido, engullendo los alimentos y llenándote de aire con lo que se hincha la zona estomacal.

¿Cuál es la solución? , llevarte bien con tu estrés, porque de eso dependerá que tu apetito se convierta o no en hambre voraz.

El estrés nos lleva a comer en forma desmesurada y a cualquier hora y esta gordura , producto de picar entre horas y de forma compulsiva es la que se instala en la cintura y la más rebelde de erradicar.

A demás el cerebro segrega con el estrés, una serie de hormonas, entre ellas la adrenalina, provocan hambre y buscan el dulce para dar con el gusto a las endorfinas.

Librarse del estrés es difícil , pero puedes tratar de crear una efectiva resistencia, cambiando un poco tu estilo de vida y rompiendo ese ciclo de estrés que lleva a comer compulsivamente.

Cuidado! Si no logras eliminar el estrés físico, este se acumula en el cuerpo y se convierte en estrés tóxico, que te hará vulnerable a resfríos, gripes, fatiga y pérdida de memoria, y aumentará el riesgo de infarto, diabetes o cáncer.

¿Cómo ganarle al estrés?

Lo primero es cambiar de vida. No te asustes no te pedimos que cambies de trabajo, que rompas tu matrimonio o que te vayas a vivir a otro país.

Solo se trata de unos pequeños cambios muy beneficiosos.

 

Pautas para el cambio

 

Sé generoso contigo mismo y olvídate de los remordimientos

Buscando tiempo para ti aprenderás a controlar tus sentimientos y empezarás a disfrutar de la vida.

Abandona el perfeccionismo

Buscar la perfección te traerá ansiedad, depresión y frustración.

Actúa

Muchas personas leen y meditan a todas horas, se quedan pensando en los problemas y no actúan.

Ponlo por escrito

Escribe lo que pasa cuando el estrés interfiere en tu vida y como influye en tu forma de comer, después repasalo para corregir errores.

Busca un lugar propio donde relajarte.

¡Y marca tu territorio!

Expresa tus emociones

No debes guardarte nada, por supuesto respetando a los demás para así ser respetado.

Libera adrenalina

Y la mejor manera de hacerlo es el ejercicio físico.

 

La dieta antiestrés

Alimentos estresantes: estos son los alimentos que debes evitar, ya que, para su asimilación necesitan grandes cantidades de insulina ( cuando a tu organismo le sobra insulina, el hambre empieza a atacar): azúcares, pescado frito, carnes rojas, panceta, salchichas, pollo con piel, huevos fritos, quesos grasos, leche entera, hígado, cereales blancos, todo tipo de pastelería.....

Alimentos calmantes: estos son los alimentos que te conviene comer, ya que te proporcionan los nutrientes necesarios e inocuos para enfrentarte a tu faena diaria: pescado( no frito ), marisco, pavo, pollo sin piel,quesos bajos en grasa, leche descremada, pasta integral, cereales sin azúcar, legumbres, frutas, verduras...

Y EL TRUCO MAS EFECTIVO: masticar despacio una zanahoria, beber mucho agua, y tomar infusiones calmantes ( tantas como quieras ). Y no es recomendable quedarse con antojos: “si sientes deseos irreprimibles de comer chocolate, come un poco pero solo un poco”.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: