Inaccesibilidad simultánea de elementos conductores y masas.

Este sistema consiste en situar las masas y los elementos conductores de tal forma que resulte imposible tocar simultáneamente un conductor y una o dos masas.

Se logra mediante la interposición de las masas de los elementos conductores, o bien por interposición do obstáculos.

Es preferible el aislamiento de los elementos o receptores.

Se exige alejar entre sí las masas y los elementos conductores a una distancia mínima de 2 metros pudiéndose reducir a 1,25 metros si los elementos se encuentran fuera del volumen de accesibilidad.

Este sistema exige un mantenimiento de los locales y su entorno muy riguroso. No puede ser aplicado en instalaciones especiales.

Recubrimiento de las masas con aislamiento de protección

Su objetivo es recubrir las masas de la instalación con un aislante llamado de protección que impide establecer contacto con la masa. No son aislantes pinturas, lacas y productos similares.

Bajo este sistema ninguna parte conductora que sea accesible se puede quedar bajo tensión.

Empleo de pequeñas tensiones

Este sistema se basa en el hecho de que al utilizarse en emplazamientos secos la tensión de 50 V, y en emplazamientos húmedos o mojados la de 24 V, no se sobrepasan las tensiones de seguridad.

El inconveniente de este sistema es que su uso a escala industrial resulta antieconómico.

La mayor aplicación es en el alumbrado de seguridad de lugares de trabajo muy conductores.

Sistema de protección por conexión equipotencial de las masas.

Este sistema se basa en la unión entre sí de todas las masas de la instalación a proteger para evitar que puedan aparecer diferenciales de potencial peligrosas entre dos masas diferentes.

Sólo se usa para zonas poco extensas. Suele ser utilizado para emplazamientos húmedos o mojados.

No necesita otro sistema de protección simultáneo.

Medidas de protección contra contactos eléctricos indirectos de CLASE “B”.

Puesta a tierra de las masas y dispositivos de corte por intensidad de defecto.

Este sistema permite la aparición de la tensión de defecto, limitándola a valores de seguridad y desconectando la instalación en un corto período de tiempo.

Para que el sistema proporcione una protección es preciso que no se sobrepasen los límites de la curva intensidad-tiempo, la tensión de contacto no debe ser superior a 24 V e intensidad de paso de 30 mA, y como el R.E.B.T. no admite tiempos de desconexión superiores a 5 sg., esto obliga a resistencias de puesta a tierra muy bajas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: