Sobre cómo elegir pareja y que perdure.

Encontrar la pareja ideal se ha convertido en el propósito de muchas personas, y cambian de media naranja con la misma frecuencia que la ropa de moda. Al primer contratiempo o defecto del otro dejan de lado la relación y después de medir a su gran amor con una medida que ni un protagonista de telenovela alcanza, lo desechan para recomenzar la búsqueda de un ideal que ni en los cuentos de hadas existe.

Es importante darse cuenta que su PAREJA será humano y no un semidios, que no será perfecto, no busque un icono de perfección y ahí ya tendrá gran parte dela batalla ganada. La belleza física es una de las características más idealizadas, pero piense que con el tiempo la belleza pasa. Si bien es cierto que su pareja debe ser atractiva para usted y que debe existir química entre ambos, tampoco es cuestión de encontrar un (o una) supermodelo. No le estoy recomendando que se una a alguien que le sea repulsivo, pero conozca bien las personas y verá que hay bellezas tan vacías que luego de un tiempo ya no le parecen tan bellas y personas que en un principio no le llamaron la atención y con el trato comienza a verlas más atractivas.

Tampoco es bueno elegir a alguien ni muy similar ni muy diferente a usted, aunque si deben compartir valores morales y espirituales para que una relación sea perdurable. Cuando las personas comparten similares gustos es más fácil la vida en común, pero si son muy similares la relación se vuelve aburrida y tediosa. Eso sí, hay puntos en los que tiene que haber convergencia de ideas, sino será una catástrofe y me refiero a aquellos principios que para ambos sean pilares morales de vida. Desde temprano establezca estos cánones y no se llevara sorpresas más tarde.

Quien comparta su vida no debe ser egoísta, ni muy inseguro, debe preocuparse por su vida, sus éxitos y fracasos lo mismo que debe hacer usted con la persona que ama. Ahí está la clave para las parejas exitosas: dos personas independientes que se amen, con sus propias metas, que luchen en común ayudándose uno al otro. El respeto y la admiración mutua son elementos claves en una relación amorosa. De esta forma es que pasan las relaciones del enamoramiento apasionado del primer momento a sólidos amores, donde aclaro, tampoco puede faltar la pasión porque si no solo serán buenos amigos y nada más.

Si su propósito no es la soltería permanente y desea vivir en pareja, ser tolerante es la regla más importante a seguir. Piense que va a cohabitar con otro ser humano con virtudes y defectos lo mismo que usted, que la convivencia es difícil aun entre padres e hijos formados con las mismas costumbres e idiosincrasia, así que antes de abandonar el barco valore bien la relación que tiene, la persona que está a su lado, cuán importante es para usted y cuan intolerables le son sus defectos. Recuerde que cuando cambie de pareja no encontrará otra persona perfecta, también cambiará de defectos y estos pueden ser mucho peores de los de la persona que tiene a su lado ahora.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: