No es mi intención con este artículo dar clases de ninguna ciencia que estudia las interacciones del ser humano y su entorno, mis conocimientos los he adquirido a través de mis experiencias, y algunos estudios formales, otros informales y la mayoría por interacción con personas de las cuales he tomado sus experiencias, porque para mí el mayor de los tesoros es el conocimiento; en la actualidad soy licenciado en matemáticas, estudiante de ingeniería y empresario por vocación, no soy rico, pero si millonario. 

Es mi intención llegar a ustedes en un lenguaje sencillo y ameno de tal manera que se mantenga esa secuencia comunicativa que permita sin mayor explicación dar el conocimiento necesario del tema o problemática aquí planteada. 

Espero que esta serie de artículos, si ustedes me lo permiten, les sea de gran utilidad no para arreglar sus vidas pero si para orientarlas en el sentido de que se comprenda la realidad que viven y como pueden hacerla suya y manejarla si la ven, porque eso es lo único que les hace falta que la vean, y al hacerlo la realidad es de ustedes. 

Pido disculpas y a la vez solicito aportes a aquellas personas especialistas en las diferentes áreas y/o ciencias que en función de transmitir las ideas pueda incurrir en una mala aplicación de teorías o conceptos, definiciones, hipótesis, etc., ya que como mencioné en un principio no es mi intención incurrir en ciencias y/o artes de las cuales no soy especialista pero si de alguna manera entendido, y a la vez particípales que solo esta en mi interés aportar los conocimientos y experiencias mías y de otros adquiridas a lo largo de los años de vida.

Cuatro horas!!! Mi amor déjame descansar.

Cuantas veces has dicho tú esa frase, bastantes verdad, Mmmmm, vamos a creerte. 

Este articulo esta escrito por un HOMBRE, lo de HOMBRE no es nunca por machismo, sino por gusto, ¡¡¡y que gusto!!! 

Siempre he considerado que el segundo placer de la vida del hombre es el acto reproductivo y como tal debemos cuidarlo, por consecuencia se debe entender a la mujer primero y principal como aquel ser humano que comparte con nosotros, independientemente si es nuestra amiga, nuestra esposa, nuestra novia, o nuestra amante en el mejor sentido de la palabra y evitando esa concepción peyorativa que en algunas circunstancias se le da a este termino, y en segundo lugar y no menos importante como aquella persona con la cual se va a compartir ese placer en el acto reproductivo (si es con la finalidad o no de concebir una familia la dejo plenamente a la consideración de ustedes) y por ende debemos cumplir con ciertos requisitos, me refiero a nosotros los hombres, ya que las mujeres en este articulo son  las reinas a las cuales por los momentos no le vamos a exigir, le vamos a servir, ¿y es que a caso el placer es solamente para ellas, y nosotros donde quedamos? Se preguntaran mis “panas”, pues bien, déjenme decirles algo van a tener que empezar con la siguiente consideración: 

El placer del hombre debe tener como premisa la satisfacción de la mujer. 

Aquí no se debe entender, se debe sentir. Que más erótico y gratificante para el hombre ver y sentir satisfecha a su mujer, no ese el verdadero papel del hombre en este acto, bien podrían preguntar: ¿Pero hermano si acaba de decir que biológicamente la mujer en cuanto aguante se refiere nos lleva una morena, como le hacemos, utilizamos Viagra?. 

Pues no, particularmente considero que este tipo de coadyuvantes de alguna manera nos pasa factura, con efectos colaterales de orden sicológico y corporal, hermano no hay como lo natural. 

Pónganse a pensar que mas divino que prolongar en sesiones de hasta cuatro y seis horas esa acción del acto reproductivo?, espero que no estén pensando en que durante ese tiempo vamos a tener el que les conté como reloj sin pila, porque les recuerdo que la satisfacción no es responsabilidad única y exclusiva de nuestro “panita” también tiene sus colaboradores los cuales cumplen una gran labor y es todos en conjunto que se debe trabajar para lograr el objetivo propuesto.

 

En artículos posteriores les hablare de cómo podrían orientarse a los adolescentes en entender la relación de pareja, el acto se realiza con las únicas limitaciones que cada quien disponga, y lo mas importante aún, como vas a disfrutar con una persona de la cual no conoces ni hábitos ni costumbres, solo piensa en la parte higiénica sobre todo para los que gustan de llegar a una fiesta o reunión y porque solo se atraen inmediatamente se lanzan, me pregunto, si la verdadera satisfacción esta en hacerlo a rienda suelta como se atreven con alguien desconocido, o será que este acto no dura ni lo suficiente para desvestirse completamente, perdónenme pero de ser así les aseguro que mejor recordar viejos tiempos, me refiero a cuando uno estaba chamo, pero en fin como les comente anteriormente será en un próximo articulo.

Volviendo a lo que nos atañe, el objetivo aquí es mantener el mayor tiempo posible esos momentos que tanto disfrutamos, sin caer en una monotonía porque debemos tener en cuenta que la mujer durante el periodo que dure el acto tendrá sus altos y bajos, ella se puede dar el lujo de culminar tantas veces como se lo permitamos, o como se los podamos inducir, pero en nuestro caso para los que nos consideramos normales de uno, dos pero muy rara vez tres por sesión (para los que parecen ganado Jersey, y los “rapiditos” esperen hasta un próximo articulo en el que les indique como le vamos a hacer) debemos conocer o recordar que la mujer posee muchos puntos susceptibles que se pueden ir estimulando y para los cuales se necesitan un tiempo considerable, si tomamos por ejemplo seis (06) puntos, por decir un numero, imagínate que se necesiten en promedio a lo largo del periodo de sesión 20 min. Por cada uno, serian 2 horas que se llevarían distribuidas y si a eso agregamos los intermedios en cuanto a cambios de posición (por aquello del cansancio) consumo de pasapalos (los cuales si ustedes me lo piden les puedo dar las recetas de unos que no son nada convencionales), bebidas NO alcohólicas, los acostumbrados baños ocasionales e higiénicos, los masajes corporales y estimulantes (igualmente a solicitud de ustedes), les cuento que ya estamos sumando mas de CUATRO HORAS, ¡¡¡que tal!!, y saben que, estamos según varios estudios médicos evitando enfermedades cardiovasculares, y con aquello de las posiciones estamos liberando stress y abriendo chacras (eso dicen los que practican yoga) a la parte que les aseguro que su pareja será las que le indiquen la pausa que deben hacer, eso si ustedes quieren. El control del que le conté se logra a través de varios métodos, los mas empleados son: el castigador que se refiere a que cuando sienta que ya estas de venida  (eso sin esperar hasta el ultimo momento para evitar la aparición de ese dolorcito de adolescente por aguantar) cambies de posición y te levantes o te acuestes según sea el caso de tal manera que no hagas contacto con tu pareja, es decir, te “desacoplas” e inmediatamente comienzas a estimularla en una zona donde tu cuerpo quede en posición contraria y/o inversa a la que tenias, con lo que se consigue el retardo y a la vez observas el comportamiento de tu pareja ante ese nuevo estimulo con lo cual ampliaras tu repertorio a la hora de una próxima sesión y el otro método es el control mental que en el momento que consideres propicio traes a la mente el recuerdo de un hecho que halla sido impactante para ti con lo que logras momentáneamente “cortar la nota” teniendo posteriormente que empezar con el mismo u otros estímulos diferentes hasta los ahora empleados, es recomendable para aquellas “reinas insaciables” concentrarse en las zonas mas erógenas y agotarlas ya que después de cierto tiempo ese estimulo se vuelve inerte o mejor dicho se cansa, y como ya les mencione anteriormente, el trabajo es de todos, no le dejemos la responsabilidad solo al “panita”. 

Aaa se me olvidaba el primer placer de la vida es el deguste y disfrute de un buen plato de comida, por cierto, me considero un chef de alta cocina, y en muchas ocasiones en cocina de autor, si Dios la Virgen y Ustedes me lo permiten en próximos artículos podremos tratar recetas de cocina: clásicas,  no tan clásicas, de autor, criollitas y de locura, pero sobre todo bien sabrosas y una clase de comida que según varias personas les ha servido para rebajar sin sacrificar los alimentos que normalmente consumen ya que como yo los preparo y como ellos los consumen no les permite subir de peso, en lo personal yo no hago dietas y cómo de todo y según mis amigas no estoy para nada gordo, si desean que tratemos este tema también solo tienen que pedirlo.

 Este articulo no profundiza en el tema ya que se deben tener en cuenta varios factores al momento de poner en practica lo aquí expuesto pero les aseguro que para la mayoría de las personas con las que he hablado e intercambiado información y experiencias les ha servido enormemente, claro esta, para que se aplique en tú caso si las características difieren de las aquí presentadas, comunícate y de seguro bajo ciertas consideraciones  se podrá suplir tus necesidades, así como recomendaciones y sugerencias. 

Como han podido observar este tema implica muchos factores algunos presentados, otros supuestos,  otros obviados pero lo importante es que se abre la posibilidad de que obtengas a través de este medio las respuestas que tu necesitas, y no solamente sobre este tema es especial, sino de los otros que se han comentado durante el desarrollo de este en particular, de haber sido importante este tema y otros sugeridos espero que mediante sus solicitudes y correos me lo hagan saber y en función de esas necesidades preparar y presentar el próximo material, por los momentos se despide. 

PROZEHUS.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: