La Lirica Cortesana

Si al escuchar un tema vallenato, de sus estrofas y sus acordes melódicos, se derivan manifestaciones poéticas que generan  entusiasmo, sentimientos íntimos y de su contenido concibe una profunda reflexión como revelación  de una experiencia individual, estamos frente a la exacta enunciación de la Lírica Castellana, que a más de adquiere esta definición  heredada de la Grecia antigua,  en donde, elegías, odas, villancicos , baladas, madrigales, sonetos, poesías y canciones eran seguidas por las notas melódicas de la lira de Pìndaro: Yo tengo amores de Lira / tengo una lira en mi alma / por eso el que no tiene calma / no tiene descanso en la vida. No  viene al caso esta definición de Lira, pero lo cierto es que desde muchos años atrás ya la expresión lírica se venia empleando por nuestros juglares pioneros, como en el caso de la obra del Maestro Francisco  “Pacho” Rada.

La Lírica cortesana, se describe a través de su temática, del registro poético, los acordes melódicos y la trama estrófica, es decir un plan esquemático por medio del cual, se hace, construye o idealiza una poesía o un canto, preferentemente al servicio de una idea, la del amor cortesano.

Entonces es cuando aparece en toda su dimensión la función del Juglar, especie de cantor-itinerante-  con la habilidad de imprimirle la dinámica, el movimiento y la armonía que en su conjunto se le denomina ritmo, para el caso tratado, que es lo nuestro, sobresale la coincidencia triètnica del Europeo-Español y Alemán-, el Indígena, aporte de nuestra idiosincrasia y El Africano, que no solo aporta el golpe del tambor, sino, qué como si cuestionara  los poderes de dominación le imprime a su actividad diaria la alegría y el canto en  suerte de venganza del esclavo y su dolor, dotado de gracia, ingenio y talento…Para entregarnos un legado ancestral, lo que hoy se conoce como expresión autóctona de nuestro folclor , los cuatro aires tradicionales , Son, Paseo, Puya, Merengue.

He aquí la manzana de la discordia, acoger una propuesta de índole rítmica y resolverla con la firma de un decreto o una resolución, como si esta decisión modificara una expresión vernácula absolutamente rubricada en el patrimonio autentico de un pueblo ,heredada de trovadores y troveros, reconocidos como los creadores de la canción con cierto rango de intelectualidad , quienes en el periodo medieval aprovecharon la convergencia de la voz y el timbre, la melodía  de sus instrumentos y forjaron la personalidad del interprete, la  subjetividad del autor y una manifiesta expresión sentimental, que se fue transmitiendo generacionalmente como resultado de una actividad creativa en el ámbito folclórico.

Y es romántico, no en vano,”Juancho”Polo Valencia, dice en uno de sus cantos:”Mujer de adorado pelo/con tus ojos de aurora /dime si el sol te enamora/para bajártelo del cielo”.Emerge la inspiración sensitiva , en la forma de concebir la definición subjetiva del autor, una semblanza de romances, leyendas, mitos o cuentos con el fin de expresar un ideal ligado a la historia, a la fantasía, a lo maravilloso, al milagro y a lo sobrenatural para expresar el sentimiento,la melancolía y los deseos de un amor imposible o la satisfacción de haberlo encontrado.

Ya se acerca otro Festival Vallenato, versión 43…Ya tendremos la oportunidad de seguir escribiendo sobre este apasionante tema.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: