El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; ¡su loor permanece para siempre!

? El temor santo procede de Dios y capacita al ser humano para reverenciar su autoridad, obedecer sus mandamientos, y odiar y evitar toda forma de maldad (Jer. 32.40; cf. Gn. 22.12; He. 5.7).

? Además, como hemos visto, “el temor de Jehovᔠes

? el comienzo (o principio regulador) de la sabiduría (Sal. 111.10);

? es el secreto de la rectitud (Pr. 8.13);

? es una de las características de las personas en las que Dios se deleita (Sal. 147.11), y

? es el deber total del ser humano (Ec. 12.13).

? El temor santo es, también, una de las cualidades divinas del Mesías (Is. 11.2–3).

En el AT, en gran parte debido a las sanciones legales de la ley, a menudo se considera que la verdadera religión es sinónimo del temor de Dios (cf. Jer. 2.19; Sal. 34.11), y aun en la época del NT se utilizaba la expresión “andar en el temor del Señor” en relación con los cristianos primitivos. A los convertidos gentiles de la sinagoga se los llamaba “temerosos de Dios” (Hch. 10.2, etc.; cf. Fil. 2.12). Todavía hoy se escucha la expresión: “esa persona es temerosa de DIOS” cuando se aplica a una persona que está buscando hacer la Voluntad de DIOS en su vida.

En el NT, sin embargo, generalmente se recalca el concepto de un Dios amante y perdonador, que por medio de Cristo otorga a los seres humanos un espíritu filial (espíritu de adopción para llamar a DIOS “Abba, Padre” Rom. 8.15), y les permite encarar la vida (2 Ti. 1.6–7) y la muerte (He. 2.15) sin temor. No obstante, siempre queda un temor reverente, porque no ha cambiado la grandiosidad y majestuosidad de DIOS y llegará el día en que seremos juzgados (2 Co. 5.10s).

El temor de DIOS, i.e., “el temor santo,” estimula al creyente a buscar la santidad (2 Co. 7.1), y se refleja en su actitud hacia sus hermanos en la fe (Ef. 5.21). ¿Amén?

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;

los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

PROVERBIOS 1:7

<><><><><>

El temor de Jehová es aborrecer el mal;

la soberbia y la arrogancia, el mal camino,

y la boca perversa, aborrezco. PROVERBIOS 7:13

<><><><><>

El temor de Jehová aumentará los días;

mas los años de los impíos serán acortados.

PROVERBIOS 10:27

<><><><><>

En el temor de Jehová está la fuerte confianza;

y esperanza tendrán sus hijos.

El temor de Jehová es manantial de vida

para apartarse de los lazos de la muerte.

PROVERBIOS 14:26-27

<><><><><>

Mejor es lo poco con el temor de Jehová,

que el gran tesoro donde hay turbación.

PROVERBIOS 15:16

<><><><><>

Con misericordia y verdad se corrige el pecado,

y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.

PROVERBIOS 16:6

<><><><><>

El temor de Jehová es para vida, y con él vivirá

lleno de reposo el hombre; no será visitado de mal.

PROVERBIOS 19:23

<><><><><>

El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que

los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;

mas el que endurece su corazón caerá en el mal.

PROVERBIOS 28:13-14

 

Cuando trato con mi padre y mi madre con respeto y dignidad. Cuando trato con el vecino, el automovilista en la carretera, el compañero de trabajo, el esposo, la esposa, el maestro y a los hijos, con amor y ternura. Eso es temer a Dios. Si el temor de Dios está en tú corazón vas a tener sabiduría, ya que mantener a Dios contento y sonriente es cosa de sábios. Dependiendo del temor de Dios, dependerá tú sabiduría y discernimiento. Poco temor de Dios, poca sabiduría y poco discernimiento. Mucho temor de Dios, mucha sabiduría y mucho discernimiento. Repito que sabiduría es, la capacidad de discernir. Ejercer juicio correcto. Descriminar entre lo malo y lo bueno. Ver los peligros más adelante. Hay sabiduría en temer a Dios. La persona que teme a Dios es sabia. Se aparta del mal y se aparta del pecado.

Uno de los requisitos de Dios es temerle (eso es, respetarlo y reverenciarlo). Está en la Biblia, Deuteronomio 10:12-13, "Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?"

Dios enseña a los que le temen. Está en la Biblia, Salmo 25:12, "¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger".

El temor a Dios produce sabiduría. Está en la Biblia, Proverbios 9:10, "En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, Oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron".

El temor a Dios es de más valor que las riquezas. Está en la Biblia, Proverbios 15:16, "Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación".

El temor a Dios provee un refugio para sus hijos. Está en la Biblia, Proverbios 14:26-27, "En el temor de Jehová está la fuerte confianza; y esperanza tendrán sus hijos. El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de la muerte".

Y DAVID TEMIO A DIOS AQUEL DIA... {I Crónicas 13:12)

Salmos 115:1 Este salmo es una profesión de fe en el único Dios, en abierta polémica con el politeísmo y la idolatría de los pueblos vecinos. Los v. 4-6,8-11 se vuelven a encontrar casi textualmente en Sal 135.15-20. El Sal 115 pertenece a la llamada colección de himnos «Halel»; véase Sal 113

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: