Los móviles libres permiten que el dueño elija una operadora de telefonía celular, basado solamente en el sevicio, en vez de la selección del teléfono en sí. Esto podría significar cuentas más bajas del teléfono celular, y para algunos, ningúna cuenta en absoluto.

Cuando se compra un teléfono celular con un contrato de dos años, en los Estados Unidos, por ejemplo, se consigue un descuento sustancial que llega a la mitad del precio al por menor de todo el teléfono. Esto pudiera parecer mucho, pero el equilibrio del costo del teléfono se incorpora al pago del servicio de la operadora durante la vigencia del contrato. En algunas partes de Europa se paga el precio completo del teléfono y se disfruta posteriormente de precios de servicio más bajos mientras se paga mes a mes.

Todos los teléfonos libres contienen una tarjeta SIM (Módulo de Identidad del Suscriptor), una pequeña tarjeta rígida que cabe dentro del teléfono y que se puede transferir de un teléfono a otro. La tarjeta SIM almacena la información de la operadora y del dueño.

Con la compra de un nuevo teléfono libre, el usuario solamente quita la tarjeta SIM de su teléfono viejo y la inserta en el teléfono nuevo. Alternativamente, las nuevas tarjetas SIM libres se pueden comprar en las distintas operadoras.

Un teléfono libre se puede comprar a través de las operadoras o a través de terceros por Internet, como Amazon.com. Los usuarios del teléfono libre pagan en un mes a la base del mes. Como con un teléfono de línea horizontal u otras utilidades, no hay contrato.

Dentro de las ventajas se pueden mencionar, que además de contar con un plan libre, sin contrato, se puede comprar un nuevo teléfono con las características que uno quiera en cualquier momento y si se ve mejor servicio de cobertura ofrecida por otra operadora, se puede cambiar de operadora en cualquier momento.

Tecnoredic

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: