Muchos son los que pensábamos que los bebes imitan los gestos de los padres, por eso siempre miran a la cara. Si prestáis atención los bebes hasta los cuatro meses prácticamente miran más las caras de las personas que se le acercan que cualquier otra cosa. Esto da lugar a que la teoría que los gestos que el bebe realiza los aprende imitando a sus progenitores, pero según estudio queda demostrado que hay ciertas expresiones que el niño ya lleva consigo desde antes de que sus ojos vieran la luz.

Gracias a las ecografías que hoy en día existen, se ha podido comprobar que los fetos sonríen en el interior del vientre materno. Gracias a ellas se llegado a la conclusión que ciertos gestos de los bebes van implícitos en el ADN, según un nuevo estudio se corrobora, que los bebes no aprenden a sonreír sino que es como si la risa, la ira, el asco o la tristeza fueran imprimados en su código ADN. por lo tanto demostrado queda que los fetos cuando están en el interior de la madre ya efectúan estos gestos anteriormente relacionados.

Aunque es sabido que para algunos padres será difícil aceptar esta realidad y optaran por seguir deleitándose en el hecho de que sus hijos aprenden de ellos a sonreír.

 

El gran misterio del ADN nos vuelve a sorprender.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: