El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió esta mañana en Copenhague admitir al golf y al rugby a VII en el programa de los Juegos Olímpicos, a partir de la cita olímpica que organizará Río de Janeiro en 2016.

Respecto al rugby, la decisión se tomó casi por unanimidad entre los 90 participantes en la votación de la sesión del COI, pues registró 81 votos positivos y 8 negativos, mientras que el escrutinio del golf estuvo algo más disputado, con 63 a favor y 27 en contra.

Ambos deportes fueron olímpicos a principios del siglo XX (el rugby en su modalidad a XV), pero a partir de 2016 las dos disciplinas volverán a formar parte de los deportes olímpicos, cuyo número aumentó con la decisión de este viernes a 28.

El golf y el rugby a VII tomarán el lugar que dejan el béisbol y el sóftbol, retirados del programa de los Juegos Olímpicos tras la cita de Pekín de 2008.

Un total de doce equipos participará en las competiciones olímpicas masculina y femenina del rugby a VII, pero el formato de la prueba tiene que determinarse aún.

El International Rugby Board, órgano supremo del rugby mundial, se comprometió a renunciar a organizar un Mundial de la disciplina deportiva el mismo año de los Juegos Olímpicos con el objetivo de no hacer la competencia al evento.

Por su parte, la Federación Internacional del Golf (IGF) prometió que los mejores jugadores del mundo participarán en el torneo olímpico en el que está previsto se midan 60 hombres, y otras tantas mujeres, en un recorrido de 72 hoyos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: