La modernidad nos está llevando a adquirir conocimientos, es así como en nuestro medio han aparecido gran cantidad de sitios que enseñan cosas con toda rapidez: “….. sea bachiller en 6 meses, alcance el doctorado en 10 minutos; aprenda alemán en 10 días,…..” etc. Etc. El principal detalle que se suprime es “Desconfía”.

Generalmente se pasan 7 años en la escuela primaria, 6 años en secundaria, 5 años en la universidad. Y aunque se malgasten algunas horas departiendo con amigos, fumando, escribiendo poemas y cartas de amor, no es posible que un genio recorra en un ratito lo que nos ha llevado tanto tiempo.

El ansia de recompensa inmediata es una lamentable característica que tenemos todos los hombres, no nos gusta esperar, queremos todo… ya, y nuestro objetivo es cosechar aún sin haber sembrado.

A causa de este sentimiento algunos desisten de sus propios intereses, otros abandonan sus carreras universitarias, otros se resisten a leer un buen libro por lo extenso de sus páginas. Es así como tienen tanto éxito las novelas cortas, los libros condensados, las máquinas eléctricas y todo aquello que nos ahorre esperar y nos permita recibir mucho entregando poco.

Cada vez es más grande el número de individuos que les hubiera encantado ser ingenieros, músicos en todo el sentido de la palabra, lectores empedernidos y disfrutar los servicios de cada una de estas actividades, sin esfuerzo, sin las fatigas del estudio, sin los conocimientos necesarios y sin pagar nada a cambio. Todas estas actitudes están siendo alentadas por la cantidad de anuncios de cursos acelerados de cualquier cosa.

No estoy de acuerdo y rechazo enfáticamente que se fomente el deseo de obtener mucho entregando poco y menos me gusta el que se esté creando la idea de que el conocimiento es algo tedioso y poco deseable.

Lo maravilloso del mundo es Aprender y nos lleva la vida entera.

La vida es corta para aprender lo que deseamos. Quien tiene verdadera vocación para algo, jamás preguntará en cuánto tiempo lo alcanzará.

¡Claro que existen cursos acelerados efectivos! : comienzan con la frase “Yo te voy a enseñar….” Y terminan con una tunda. Son rápidos y efectivos, son los cursos que los padres deberían enseñar a sus hijos, tales como respetar, y tantas reglas de urbanidad que se han perdido con los años.

Desafortunadamente las leyes no permiten el castigar a los hijos. Debido a esto se han perdido los valores, el respeto y la idoneidad de los individuos, que cada día se hunden más en la ignorancia.

¡Quien no se anime a vivir la maravillosa aventura de aprender, es mejor que no viva!.

Con aprender no tenemos nada prometido, ni la felicidad, ni el éxito, ni el dinero, ni siquiera la sabiduría, tan solo… “Los placenteros sabores del conocimiento”.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: