Principalmente, podemos asegurar que el menisco es el amortiguador de la rodilla.

El menisco son dos estructuras elásticas que tienen forma de media luna. Existen dos tipos de meniscos:

-El menisco medial, situado en la parte interna de la rodilla.

-El menisco lateral, situado en la parte externa de la rodilla.

Cada menisco esta fijado a la parte superior de la tibia y también hace contacto con el femur, actuando de amortiguador cuando la rodilla está flexionada o sujetando alguna carga.

 

Los meniscos son tejidos fibrocartilaginosos que rellenan los espacios comprendidos entre ambas superfícies rotulares y su función principal es el servir de tope a movimientos bruscos de la rodilla, augmentando la superficie de contacto con la tibia y asi soportar más esfuerzos.

Se encuentran adheridos a la tibia mediante el ligamento meniscal. Tienden a desplazarse hacia atrás en la flexión y hacia delante en la extensión y el menisco medial tiene menos movilidad que el lateral.

El menisco ayuda a la lubricación y a la nutrición a través del líquido sinovial (reduce la fricción entre cartilagos y otros tejidos).

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: