Voltea sorprendido, lúgubre y enrarecido, el juego. Se siente agarrado del estomago y doblado para atrás, furiosamente incomprendido. El juego nunca miente, el juego no te dejara mover las piezas una vez más. El caballo se esconderá detrás del dado; “pica para todos los compas”, dirá cada uno de tus peones enrojecidos. Luego la rueda girara, y le tocara cantar al 32 de bastos, y llorara forzado a subirse a la soga una vez más y balancear todas sus dudas en el filo de un compas.

 

Las dos piezas mudas se encontraran en los ojos de cada una, baleándose con palabras mundanas para describir las dos caras de su moneda, escribiendo un caos que no podrán tocar jamás. Hasta que una mirara para atrás y vomitara el cambio: el juego ya no las envuelve más.

 

“Levantame mas que no veo!” Llego? Todavía no lo ve. No puede sostenerla mas. Se cae, golpea, y sigue cayendo. Rien juntas, comparten todas sus dudas. “La próxima te levanto yo”

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: