1. Artigoo.com
  2. »
  3. Cómo se hace y Educación
  4. »
  5. Educación
  6. »
  7. El hábito, la moral y el comportamiento

El hábito, la moral y el comportamiento

Desde los inicios de la humanidad el ser humano a vivido de catástrofes, desgracias, penas, desordenes morales, desenfreno sexual, injusticias y todos los antivalores habidos y por haber. Desde que se inicio el pecado en el mundo por Adan y eva la tierra se ha convertido en un caos que aún no tiene fin.

Parece que ha habido una toma de conciencia de que es necesario modificar la conducta de los hombres por medio de la prédica moral. En esencia la predica moral puede ser parte de un comienzo de cambios, aunque poco se puede comprobar que solo por la palabra la conciencia de las personas cambia, lo que si con los vocablos se pueden crear valores morales que se pueden dar a la practica a traves de los hábitos. El valor moral existe plasmado en la relación social, y no es esencialmente un conocimiento pero si lo es en parte se puede aprender. Fuera del hombre individual, existe como concepto lo que digan los demas. Por eso es imposible, en lo fundamental, su formación por medio de una simple prédica moral. Es más común encontrar en nuestros días personas filosofando acerca del fenómeno moral y no a la gente practicando la moral. En otras palabras es facil opinar y enseñar teoricamente los valores, pero realmente lo complicado es que a las personas entiendan el no proceder en contra de esos principios. Hay que cambiar hábitos, el ser humano se moldea por sus hábitos no por su capacidad mental.

Un ejemplo de esto puede ser una persona con una gran capacidad intelectual que no sabe demostrarlo porque se ha desarrollado en un ambiente donde lo cohiben de tomar decisiones o lo menosprecian, en otras palabras no lo insitan a superarse. A la larga esto producira un individuo poco productivo o dependiente, le será muy dificil demostrar lo que sabe porque no ha aprendido a creer en si mismo, no ha habituiado su cuerpo y su mente a creer que puede hacerlo. Esto producirá incredulidad en las demás personas pregonando de que no tienen talento y en realidad si lo tiene, el problema radica en las manifestaciones y circunstancias que ha pasado ese individuo durante su vida. En otras palabras su mente esta bien pero su hábito no es el correcto, por ende no permite que los demás se cersioren de que es inteligente.

La moral no siempre existió, ni incluso surgió con la sociedad. Hubo una época histórica, antes que los hombres fueran civilizados, en que éstos no se regian por dogmas. En esta época del desarrollo social, cuando se sentaban las bases de la sociedad gentilicia, la actividad del hombre se regulaba por la fuerza de las costumbres y las tradiciones. Notemos que por tradición entendemos la costumbre que se trasmite de generación en generación, de padres a hijos; mientras que por costumbre debe tomarse el hábito adquirido por la repetición de un acto, la práctica que ha adquirido fuerza de ley o que se hace con frecuencia . La moral surge cuando estas fuerzas no son capaces de mantener la integridad social. Pero a la altura de la sociedad gentilicia, bastaba con estas fuerzas (la de la costumbre y tradición) para regular la conducta social de los hombres.

En otras palabras no existia la conciencia de lo correcto e incorrecto simplemente se seguian tradiciones y costumbres sin razonar el porque del proceder sino en que era una obligacion por genealogia paternal.

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Aún no hay ningún comentario. Se el primero en comentar este goo

Deja tu comentario:

Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.