Miedo me da. Me asusta pensar en el futuro de mis hijos, pues por mucho que intento despejar la densa niebla que lo cubre la mayoría de los días, no alcanzo a ver más lejos de mi nariz. Y en las ocasiones en las que clarea, el panorama no es muy halagüeño. Los niños son listos; perciben enseguida la preocupación en los adultos, por mucho que intentemos disimular. ¿Qué te pasa? ¿Estás cansado? Tú les dices que sí, que el día ha sido duro, pero que no se preocupen. Que mañana será mejor. Y ahí es donde ocultas la verdad. Porque la realidad es tan miserable y sucia que no puedes permitir que enfangue su inocencia.

Sabes que están sometidos a la competencia; deben luchar por ser los mejores en aquello que elijan. Está será la única manera que tendrán para acercarse al bienestar. No deben permitir que nada ni nadie los pisotee o humille; sabes que duele, pues tú sientes la presión sobre ti diariamente, y no quieres que ellos sufran también este castigo. Sabes que aunque adquieran la formación, cultura y educación máxima que puedas ofrecerles, nunca llegarán a la cúspide. ¿Por qué? Fácil es de entender. Arriba, arriba del todo, en el Olimpo, donde es imposible llegar trabajando honradamente, se ha instalado una tribu guerrera sectaria. Para acceder a ella, hay que superar unas duras pruebas de capacitación moral; prepararse para el ingreso supone pervertir los más esenciales valores que deben regir el comportamiento de los hombres. Se debe mentir, falsear, engañar, ocultar, tergiversar, carecer de piedad y comprensión, poseer ansia de dominio y poder, saber controlar y manejar voluntades con malas artes y tener pocas ganas de trabajar y mucho amor al dinero. Para esto sólo hay dos caminos; o naces con ese estigma, o prostituyes tus principios a cambio. Y yo no quiero eso para mis hijos. Prefiero que peleen por su libertad desde abajo antes que la corrupción y la ineptitud que gobierna el Edén político les salpique. No llegarán a esas alturas, pero vivirán y morirán de pie.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: