Alrededor del año 2007, apareció por la zona de  La Calera, un Frutero Ambulante, que recorre día a día las distintas urbanizaciones.

Utiliza para tal fin, un triciclo adaptado, que cuenta con una plataforma rectangular delantera de más o menos dos metros de largo, y provista de un toldo de plástico sostenido por cuatro parantes.

En dicha plataforma coloca las distintas frutas para la venta, entre ellas plátanos de  la isla, de seda, manzanitos, papayas, piñas, uvas, granadillas, etc.

Este frutero robusto y reilón, trabaja sólo; en raras ocasiones lo acompaña  uno de sus hijos.

Comienza su jornada, retirando su vehículo  para la venta, de un almacén cercano  a La Calera.

En seguida se instala en un lugar cercano a un puesto de periódicos, adquiere el diario de su preferencia, lo lee prolijamente, y concluída su lectura empieza su peregrinaje.

Los gritos que anuncian su presencia son conocidos:

 Pláaaaatanooos de seda/ de la isla/  Papayas/ piñas.y sigue.

Generalmente recorre  una sola vez por una calle determinada, pero si las ventas  están bajas , realiza una segunda ronda.

Como en todos los negocios, hay que tener cuidado con las monedas y billetes falsos.

Por el lado del cliente , se recomienda no distraerse a la hora de recabar su vuelto..

Un pestañeo, una distracción y el vuelto es un recuerdo, sobre todo en micros, incluso en bancos y tiendas de menudeo, ni que decir de los demás comerciantes.

Un comprador que  "se duerme" y no ve su vuelto, que puede ser monedas o billetes.

      A no dormirse, compradores,

     con el vuelto,

    porque si lo ven dormido.

    llega Ud. a su casa,

    con el hígado revuelto.

 

 

    

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: