cieloEl evangelio es una palabra griega, que traducido quiere decir las buenas noticias: Y bueno estamos en un tiempo en que el mundo esta colmada de malos sucesos y catastróficos hechos, que causan consternación en la comunidad mundial, y muchos se preguntan ¿si algún día esos sucesos malos nos alcanzarán en alguna de sus formas? guerras, hambres, pestes, terremotos, tsunamis, huracanes tornados, etc. y es tan continuo el suceder de estos malos eventos que no ha terminado uno, cuando ya esta empezando o se avecina el otro. Ahora la ignorancia generalizada de un gran porcentaje de la población mundial, sumado a la terca incredulidad de la comunidad científica, las elites políticas internacionales y las religiones hipócritas y falsas de los últimos tiempos, acrecientan la confusión, la ansiedad y el caos mental, de las gentes en el mundo entero, pero aunque los científicos actuales, tienes presuntas respuestas, basados en su razonamiento natural; sobre el vardadero acontecer de estos sucesos, que se dan en todo el globo y que se han intensificado en la postreras generaciones de la tierra, la verdad es que sus premisas, crean mas confusión que esperanza, en la comunidad del mundo y es que estos con la soberbia de sus palabras, alimentan así, la testaruda y caprichosa aptitud de los hombres mundanos, para no aceptar las sencilla, pero poderosa verdad de Dios y sus absolutos conceptos, manifiestos en las palabras de la Biblia.

La arrogante conducta de los sabios de este mundo, que emiten respuestas y también sus propios juicios, juicios basados en estudios terrenales, que irresponsablemente traducen con ilusión y fantasía científica, para tratar de socavar una verdad que es irrelevante: Dios esta presente, actuó, actúa y actuará en el mundo entero, por lo cual afirmo que: Estos sucesos tienen su raíz en los propósitos eternos de Dios con la humanidad.
Hoy día existe una generalizada ignorancia voluntaria por el conocimiento de Dios, y los maestros del raciocinio, se postran antes sus propios preconceptos, con una cordura estéril , para ayudar a aquellos que escogieron desde un principio, huirle a la verdad, amando las tinieblas; se basaron en la mentira, vistiendo de gala el payaso del error, para disimular la charlataneria de sus falcedades, y lo que estos han hecho de su conocimiento es una ciencia inutil, que no les causara jamas provecho alguno, ni a los que la oyen y mucho menos, a los que la siguen, por estar basadas en ideas de mentes vanidosas, carnales y reprobadas, que piensan mas en su orgullo personal que en la humildad de una mente abierta y espiritual.

Lastimosamente mucha gente encuentran atractivo y locuaz este rio de ideas necias, ajenas al conocimiento de Dios y de su Temor, pero como dice el Espíritu de la verdad: el que es de la verdad oye la verdad y viene a la verdad, mas el que es de la mentira acoge esta en el seno de su conciencia y es que en esto es verdadero el dicho: unos nacieron para la verdad y otros para la mentira y no es que Dios los halla desechado voluntariamente, sino que estos al escoger voluntariamente la mentira, se perdieron desde el principio, pues Dios conociendo de antemano según su presciencia la elección voluntaria y pérfida de sus corazones, los ha predestinado no solo para el fracaso, el error y la confusión, sino que también los predestino para que tubierán una mente reprobada, ajena a toda verdad , de tal modo que, aunque a estos les resplandece como el sol al medio día, la verdad de Dios y les ilumina el camino de su perdición, alumbrandoles también el entenebrecido entendimiento que obstentan, por la presunción de su intelectualidad, no se arrepienten; ya que por su iniquidad no se retractarán jamás, ahora bien, amando estos su corrompida vida de pecado, no solo defienden a capa y espada la mentira que han tejido en sus mentes carnales, sino que se aferran deporvida y deportivamente a una conducta depravada y defendiendo la depravación de sus malas obras y la de todo su conglomerado, las justifican con el dicho de la libertad, reusando aceptar las buenas nuevas de Dios contenidas en el El Evangelio Eterno y dándoles Dios un nombre sobre todo nombre (Jesucristo), decidieron creer con una negligencia testaruda, en este nombre y peor aun, a la mánera de ellos, no como Dios se los ha presentado sino con la simplicidad que a ellos les pareció mejor, por lo cual no les aprovechará el haber oido de el, aunque, es de gran beneficio eterno, para el alma humana, la sola expresión verbal de su nombre, que brota obviamente de un corazón sincero.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: