El Escritor y su Tarea

EL ESCRITOR escribe bien, usted también puede hacerlo, siguiendo los consejos de los mejores que hemos tenido.

¿Como escribir? ¿Quiere usted aprender a escribir bien y ser entendido por sus lectores? ¿Quiere ser escritor? He aquí presento algunos consejos con respecto a la tarea de escribir, entresacados de las palabras de cuatro grandes escritores en español y de otros pequeños consejos de este humilde servidor, que no es grande sino mas bien aficionado. Por lo tanto el presente trabajo no es un tratado completo para escribir bien, sino algunos consejos útiles para mejorar y hacer placentera nuestra producción literaria.

Invención del escritor

La palabra es un don exclusivo del hombre dentro de la creación; es su rasgo de superioridad.  La invención trata con el descubrimiento y análisis de ideas y pensamientos para ser desarrollados, fraseados y presentados en forma lógica y persuasiva por medio de la palabra --en este caso escrita--.  Es necesario meditar, guardar en el disco duro de nuestra mente recuerdos, sentimientos agradables y los no tan gratos, para que desde allí los podamos sacar a la luz vestidos con los nuevos ropajes de la palabra.  Para lograr que la inspiración nos visite debemos practicar mucho la observación. Ver los acontecimientos cotidianos, como trabajos, costumbres, anécdotas, noticias y aunque las cosas no sean nuevas, son hechas nuevamente; dicho en otras palabras, aunque las ideas se repitan, la forma de expresarlas debe ser original, personal.

Inspiración del escritor

Para producir un artículo determinado tiene mucho que ver la inspiracion y ella viene inclusive por medio de aquellas formas que uno menos se imagina: Viajando en el vehículo que nos transporta, en la casa, en el trabajo, en el baño, mirando un paisaje, oyendo un discurso, navegando en internet, viendo la T.V., conversando, pensando, a través de las personas o cosas, en un sueño, en medio de una crisis, a través de los niños, al oír música, en un momento de descanso, en un accidente, etc. Solamente esté atento, cargue siempre su lapicero y un block de papel o su grabadora.

Dificultades del escritor

Todos los ESCRITORES manifiestan la dificultad de poner en palabras sus pensamientos y sentimientos hijos de la observación, de la inspiración, de los sueños, de las fantasías armoniosas o extravagantes; hasta de las derrotas, fracasos y desilusiones.  A veces el tiempo disponible para escribir es limitado por nuestro trabajo habitual o por otras actividades que tenemos que cumplir en nuestro rol de padres, madres o hijos.  Cosa dura y difícil es escribir por obligación cuando se tiene que producir por ejemplo un artículo diario para una revista o un periódico.

Exigencias del escritor

El escritor se encarga de corregir, revisar, dejarlo varios días... volverlo a revisar y volverlo a corregir. Antes de publicar pedir opinión de la esposa o esposo, un amigo o personas que puedan hacer una crítica constructiva de nuestro trabajo.  Después de la publicación la crítica la hacen los lectores. Recuerde el dicho "¡y no hay nada nuevo bajo el sol!"(1), visite otras páginas web que tratan  sobre el tema que quiere escribir, extraiga las ideas más importantes de muchos lugares, mejórelas y escríbalas con su propio estilo; "copiar a uno es plagio, copiar a mil es investigación."  Escriba diariamente, recuerde que la repetición constante de una acción se convierte en un hábito y la repetición constante de los hábitos forman un carácter. Mientras más escriba, irá forjando una cultura de escritor y entonces los temas fluirán con mayor facilidad.

Costumbres y ambiente del escritor

  • La personalidad:  Cada uno habla o escribe según el lugar donde vive, los amigos que tiene; la educación que ha recibido desde que nació, los pasatiempos que tiene o sea según él es, "de la abundancia del corazón habla la boca"(2)
  • Ropa, muebles:  Algunos escritores para realizar su labor se visten con ropa especial y usan muebles que les agraden "Buffon, que se ponía para el trance su chaqueta de mangas con encajes y se sentaba con toda solemnidad a su mesa de caoba."(3)  Yo creo que al respecto no hay normas para la ropa o los muebles a usar. Podemos usar la ropa adecuada que nos haga sentir cómodos; podemos escribir sobre nuestras rodillas, sobre un tablero de madera, acrílico o metal; o generalmente delante de nuestra P.C. --de escritorio o portátil--.
  • El lugar:  Para mí sería bonito escribir al aire libre, donde se pueda contemplar un cielo despejado y mucha vegetación. Pero en  mi caso me conformo con escribir frente a mi PC, teniendo a mi mano izquierda una ventana donde se ve un jardín interior con palomas y pájaros que se posan en la cerca y bajan a tomar agua que les ponemos a propósito; hay plantas,  girasoles y un rosal. A mi mano derecha tengo otra amplia ventana desde donde se aprecia un parque con unos cuantos arbolitos, mi jardín exterior con "grass" y algunas flores. En ambos lados contemplo un pedazo de cielo. Estas ventanas sirven sólo para darme luz natural y para descansar un poco la vista apartándola por unos momentos de la pantalla de mi P.C.  Muchas veces escribo un poco en otros lugares, allí no tengo las comodidades que deseo, sólo trato de que no haya mucho ruido "el silencio es el alimento de la mente". También puede ayudar mucho un poco de música clásica, instrumental o la que le guste, pero con poco volumen.
  • Momento apropiado:  El escritor puede escribir en cualquier momento del día, cuando nos llegue la inspiración, aunque algunos recomiendan escribir de mañana muy temprano o en la noche.  Asegurémonos de tener todo lo necesario  --para no pararnos a cada rato e interrumpir nuestro trabajo o una posible inspiración-- un lapicero, un poco de papel y algo para beber.

Escribir sus pensamientos

Pensar correctamente, deriva del conocimiento.  Lea mucho para aumentar sus conocimientos, de tal manera que tenga material que pueda tomar para componer.  Expresamos bien sólo lo que conocemos bien, las palabras nos ayudan a clasificar las cosas y a expresar nuestros juicios sobre ellas.  Escribir bien deriva de la mucha práctica:  Para ser preciso, escriba; para no olvidar algo escriba; para conocer sus propios pensamientos, escriba. Cuando una idea brillante le visite, captúrela con su lapicero (o con su teclado) antes que lleguen otras ideas y la desalojen. 

Ejemplos de cuatro famosos escritores

Para El Escritor y su Tarea estoy transcribiendo las palabras de cuatro grandes escritores distintos en su temperamento, en su estilo y en su producción literaria:

Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurruca­dos y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía esperando en silencio que el Arte los vista de la palabra para poderse presentar decentes en la escena del mundo. (...).  Y aquí dentro, desnudos y deformes, revueltos y barajados en indescriptible confusión, los siento a veces agitarse.  Buscan en tropel por donde salir a la luz y la palabra tímida y perezosa se niega a se­cundar sus esfuerzos.

Cuando siento no escribo.  Guardo, sí, en mi cerebro escritas, como en un libro misterioso, las cosas que han dejado en él su huella al pasar.  Estas ligeras y ardientes hijas de la sensación duermen allí agrupadas en el fon­do de mi memoria hasta el instante en que, puro, tran­quilo, sereno y revestido, por decirlo así, de un poder sobrenatural, mi espíritu las evoca. (...).  Entonces no siento ya con los nervios que se agitan, con el pecho que se oprime; siento, sí, pero de una manera que puede llamarse artificial; escribo, como el que copia de una página ya escrita.

Gustavo Adolfo Bécquer, poeta y pintor

 

Las mujeres no escribimos solemnemente como Buffon, que se ponía para el trance su chaqueta de mangas con encajes y se sentaba con toda solemnidad a su mesa de caoba. Yo escribo sobre mis rodillas.

Escribo de mañana o de noche, y la tarde no me ha dado nunca inspiración.

Creo no haber hecho jamás un verso en cuarto ce­rrado ni en cuarto cuya ventana diese a un horrible muro de casa; siempre me afirmo en un pedazo de cielo.

 Mejor se ponen mis humores si afirmo mis ojos viejos en una masa de árboles.

Mientras fui criatura estable de mi raza y mi país, es­cribí lo que veía o tenía muy inmediato, sobre la carne caliente del asunto. Desde que soy criatura vagabunda, desterrada voluntaria, parece que no escribo sino en medio de un vaho de fantasmas.

 Escribo sin prisa generalmente, y otras veces con una rapidez vertiginosa.  Me irrita pararme, y tengo siempre al lado cuatro o seis lápices con punta porque soy bastante perezosa.

 En el tiempo en que yo me peleaba con la lengua, exigiéndole intensidad, me solía oír, mientras escribía, un crujido de dientes bastante colérico, el rechinar de la lija sobre el filo romo del idioma. Corrijo bastante más de lo que la gente puede creer.

Gabriela Mistral, poetisa y pedagoga

 

Me encierro por las tardes en un cuarto con un poco de papel. Allí comienzo a hacer esfuerzos y el artículo sale.  Unas veces sale fácil, fluido, abundante; otras sale duro, difícil y escaso, pero siempre sale.

 He adquirido la facultad de convertir todas las cosas en artículos de periódicos. El articulista es algo así como el avestruz.  El avestruz lo convierte todo en cosa de comer y lo digiere todo; el articulista lo reduce todo a un artículo de periódico.  El mar es una cosa grande y hermosa.  Pues para mí como si fuese un sombrero de paja.  Toda su hermosura y toda su grandeza reduzco rápidamente a una columna escasa de un periódico; mando las cuartillas a su destino, y ya se han acabado para mí los encantos del mar.

 ¡Qué cosa monstruosa, ridícula y triste esta información espiritual del hombre que hace un artículo diario!

 Julio Camba, periodista y humorista

 

--¿Cómo compongo?  Leyendo.

¿Y lo que leo?  Imitando.

¿Y lo que imito?  Escribiendo.

¿Y lo que escribo?  Borrando;

De lo borrado,  escogiendo.

Lope de Vega, poeta y dramaturgo

   ¡Que excelentes y famosos escritores! en El Escritor y su tarea.

el escritor

Satisfacciones

Cuando con el estudio y la práctica se domina el idioma, cual potro salvaje domado, fluye mansamente nuestro artículo como si estuviéramos leyendo de una hoja ya escrita o de un tele-prompter(4) en T.V. Hoy también damos gracias a la tecnología porque existen correctores de ortografía y gramática, diccionarios en programas y "on-line" que facilitan mucho nuestra tarea. Cuando vemos nuestro trabajo publicado, sabiendo que la palabra escrita perdura; tenemos la satisfacción de saber que estaremos transmitiendo nuestros pensamientos, sentimientos y vivencias a toda la humanidad. 

_______________________________

1 "Lo que ya ha acontecido volverá a acontecer; lo que ya se ha hecho se volverá a hacer ¡y no hay nada nuevo bajo el sol!" (Eclesiastés 1:9 NVI)

2 "El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca." (Lucas 6:45 RV1960)

3 Gabriela Mistral (costumbres que ella menciona)

4 Apuntador que se usa en los set de televisión.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: