En 1905, el físico alemán, Albert Einstein revolucionó el conocimiento científico que se tenía de la teoría ondulatoria de la luz. Consideraba que la luz, además de viajar por el espacio en forma de ondas; en determinados casos se comportaba también como formada por paquetes de energía, a los que llamó fotones.

Explicó por qué si estos paquetes o niveles de energía que forman la luz, son los adecuados; de color azul tenue, generan una corriente eléctrica al incidir sobre los metales. La energía incidente de los fotones es capaz de liberar electrones de los átomos de los metales, lo que establece el flujo ordenado de electrones o corriente eléctrica en el material. Es el conocido efecto fotoeléctrico de la luz.

La ciencia y la tecnología ha puesto a disposición de campos como la nanotecnología y la electrónica, inventos y dispositivos modernos que han cimentado las innumerables aplicaciones del efecto fotoeléctrico de la luz, como lo son las células fotovoltaicas solares, calculadoras y cámaras digitales, tubos electrónicos de cámaras de televisión, fotodiodos y fototransistores; todos fotorreceptores y activados por energia solar; fotosensibles y sensores de luz.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: