Si mucho más de 1.100 millones de personas no tienen acceso al agua potable en el mundo, en los países ricos el agua se derrocha.

La hierba de un campo de golf, por ejemplo, necesita, para estar en buen estado, el equivalente al agua que consumen 20.000 personas cada día.

Para obtener un litro de gasolina se necesitan 10 litros de agua y para producir 900 kilos de papel son necesarios casi 300.000 litros. En consumo de agua se ha multiplicado por seis en los últimos años.

Las últimas proyecciones sugieren que para el 2025 se necesitará un 20% más de agua si el consumo sigue creciendo al mismo ritmo. Al aumento de consumo human y agrícola hay que añadir la contaminación de las aguas como causa de escasez en el futuro.

Las organizaciones ecológicas y las Naciones Unidas estiman que durante el siglo XX se perdió la mitad de los humedales, por haber sidio desecados para prevenir enfermedades o por haber sido convertidos en suelo urbano o agrícola.

Nuestra principal fuente de agua dulce renovable se agota.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: