Un día, mientras miraba hacia el cielo, pude observar las diversas figuras que las nubes formaban. Y fue interesante el hecho que en un corto periodo de tiempo, pude ver rostros, cuerpos, aves y todo diseñado con el hermoso fondo azul del cielo.

Mi mente empezó a formular muchas preguntas y entregar muchas respuestas…Entre las cuales estaba siguiente:

¿Estaría Dios tratando de decirme algo, con esas nubes?

Me dije: “Es probable que si, no específicamente una revelación celestial, o la entrega de una profecía para impactar al mundo…pero sí que ese hermoso cielo, lo creo con el propósito de recordarme que el existe.”

Entonces recordé un texto en la biblia que estaba muy acorde con ese momento.

Salmo 19:1 “Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.”

Ciertamente el autor de esos cielos es Dios, la palabra de Dios es clara, al decirnos que:

Génesis 1:1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”

Así, ya identificado el artista de esos cielos y ese firmamento tan hermoso, queda grabado en mi mente; que las aves de los cielos, las flores y tantas cosas maravillosas de la naturaleza, fueron creadas para nuestra recreación. Y lo único que hay que hacer es observarlas detenidamente y meditar en ellas.

Una palabra que va acorde con recrearse es deleitarse y es un verdadero deleite el contemplar los cielos. El significado de deleite es:

Deleite s. m. Placer del espíritu o los sentidos.

Es un verdadero privilegio el poder decir, que no tenemos que ir a un museo, lejos de nuestro hogar para ver una obra de arte. La verdadera obra de arte son los cielos. En la galería de Dios… y su obra es… El cuadro más grande del mundo.

Por j-salazar

14/Feb./10

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: